Stand by me.....

21 oct. 2012

video


Me siento como Richard Dreyfuss cuando filmó la película que en realidad era una canción de los Beatles, debía tener la edad que tengo yo ahora....y la nostalgia lo llevo al recuerdo de sus amigos de la infancia, esos que nunca se olvidan, los que comparten un pedazo de tu vida entre los 9 y los 12 años...esos son los inolvidables ! No hay un clishe que no cumpla a rajatabla. Si, a los cuarenta, tenés jefes a los que querés matar (pelicula muy recomendada), de golpe hay padres que se enferman como viejitos o directamente tienen la nobleza de desaparecer sin dar ningún trabajo, y chicos asi chiquititos que mientras escribís se superponen por hablar sin parar "mama mirá esto o aquello", "me dijiste que ibamos a dibujar", "quiero comer", "hay agua "......o peor "Cathy se escapó y corre por toda la casa no hay manera de cazarla...".

Y querés rebobinar como en los cassettes de entonces, y aparecer por ejemplo en un pueblito que se llamaba "La Violeta" y salir tipo doce de la noche, en algunas de las motos o los ciclomotores que son lo más de los pueblitos, con un frío que congela los pulmones y hostiga la respiración, la paraliza directamente, pero con esa luna a uno no le importa nada...solos en el pueblo en silencio, corriendo, probando......

Me acuerdo que me habían prestado una de las motos más nuevas;  mi mejor amiga  no recuerdo por qué no vino con nosotros justo esa noche...asi que sali sola con todo el grupo. Parecía que hasta el frío nos llevábamos por delante, hasta que apareció una jauría de perros,  justo en un lugar lleno de barro.Aunque al verlos sacamos frenos de donde no había, una no pudo esquivar y siguió de largo. Obvio se cayó, pasando la ruta a una minibarranquita, sentimos los gritos pero no la vimos más ....eso si los perros seguían ahi, ojos rojos desorbitados (como agranda todo la noche y el miedo), ni los chicos se animaron. 

Yo temblaba pero quería probar que era valiente, asi que arranqué como terminator (pensaba que si le metía pata los iba a asustar), y ante la arremetida inesperada un par de perros salió corriendo, pare levanté a mi amiga toda embarrada y entre las dos el ciclomotor de ella, espejo roto y no estaba la tapa del tanque de nafta......los perros empezaron a volver....así que ahí si le dije subite como está, arrancá y sin miedo pasales por el medio....ella gritaba como loca y yo ni les cuento el esfuerzo que hacía por aparentar calma y coraje (como la princesa de valiente pero sin arco y flecha)...le dije que yo pasaba primero pero que si se quedaba no volvía más se arreglaba sola, y asi entre gritos, nos cruzamos de nuevo a la jauría......Por suerte pasó, pero la moto no era de ella, y estaba toda raspada, me convenció para ir de madrugada con uno de sus tantos noviecitos, y devolvérsela arreglada a mi amiga al día siguiente, y asi fue.....

Hoy volvería a esa noche, misma luna.....por lejos es mucho más sencillo que trabajar entre víboras, y tener resto para el desborde de demanda de estas dos enanas !!!!! Ojo, pero solo volvería por algunas cosas y de vez en cuando.....a veces los recuerdos, son como una zambullida en el mar después de un partido de voley, tres de la tarde a pleno sol !!!!!!





Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo