Dicen que es uno....pero yo no estoy de acuerdo

13 dic. 2012







Alguna vez leyeron "Tuya"... de Claudia Piñeiro ?, nunca me rei tanto, y quise escribir como ella....quise hacer de lo cotidiano un sarcasmo de sonrisa diaria  (digo sarcasmo porque Agustina se lo aprendió y no me cabe duda que conoce el significado mejor que yo). Voy a intentar. Donde yo trabajo no soy de utilidad, creo que nadie lo es, lo siento por la gente, pero "la verdad" como dice la canción nunca es triste, simplemente no tiene remedio...Llegué a la conclusión de que en mi fuero, lo único que importa es ubicar gente, manejarse captando mucha gente, cuestión : esquivar el trabajo, enfermar a casi todos y si, lo digo por los camaristas....Seré cándida pero lo voy a contar de una vez...mi papa era camarista pero por alguna razón no pegaba con los otros, mucha timidez, mucha inocencia, idealismo al mango rematado con un discurso muy ácido cuando se enojaba....si les digo que se hacía él sus sentencias ? Ustedes sorprendidos me dirán que lógicamente debe ser así, (ustedes la gente común, la que confia en nosotros los profesionales)  y que creen en su vocación de justicia y  contratan abogados, porque entre todos resolverán los litigios, los entuertos, que para eso están.  Para ustedes que dan por sentado que los jueces hacen sus sentencias, debo confesarles     con tremenda vergüenza y haciendo mucho ruido, que mi fuero da para estruendoso "NO" (aclaro como siempre que según la naturaleza de los problemas se han creado fueros que entienden exclusivamente sobre determinadas cosas, y que no en todos se debe dar esto con facilidad), por lo general es asi...tal vez algunos pocos, lo normal es tener tres o cuatro turnos de pequeños hombres (quiero señalar la ironía...que no se les pase) que con tal de entrar hacen cualquier cosa (como todos ...uds. sabrán). Él-mi papa- se hacía sus sentencias, todas incluso los rubros en los accidentes de tránsito....( parece loco algo que debería ser normal). Ojo que tiene su justificación : la posibilidad de que aquellos que tienen la ambición de ser jueces, vayan entrenándose....ahora como "todo" y "todos" la cosa se ceba, y de pronto lo que era para ir aprendiendo es obligatorio y cuanto más rápido mejor, y si lo escriben como lo haría el verdadero Juez....genial. A eso le siguen los gritos...por qué tarda tanto en resolverlo, si esto es una pavada se puede hacer para hoy al mediodía.....ah y cuántas veces le dije que no va la coma después de una y ?....podría seguir al infinito y más allá. Entonces el que estaba aprendiendo pasa del entusiasmo, al susto, de ahi a la angustia,  que termina en locura que irremediablemente sedienta de aquella cándida justicia empieza a hacer todo mal o ahí o en su vida privada.... Volviendo a mi papa - al Sr. Juez que se tomaba las cosas seriamente, sin buscar la máquina de hacer fiambre o el negocio en la justicia-  tenía una sola cátedra en la facultad como los viejos de épocas pasadas, tal vez tres personas lo ayudaban, Marcelo y yo lo hicimos un tiempo, a la larga los cuatro que eran fallaban y siempre terminaba yendo él,  eran palabras mayores porque era el titular y no se bajaba de ahi: Mil veces quise convencerlo, decirle que los chicos de una facultad privada teniendo Derecho Romano como primera materia, no iban a llegar a ninguna parte si él no se bajaba un poco y dimitía rebajándose a la formación que venía con ellos. No le faltaba razón "esto es la facultad...tienen que ponerse a la altura de lo que pretenden", a mi me daban pena y les explicaba todo como si fueran chicos de primer grado.... pero me asombraba como se acordaban de los temas que daba yo, porque se los simplificaba y les dejaba inquietudes para que la cosa no fuera tan aburrida, para hacerlos pensar un poco...además verlos desde ahi, como profesora era un desconche, las caras son transparentes, se ve todo.....yo misma me reía cuando salíamos a cenar...los conocíamos a todos y en dos minutos sabíamos quien era el chanta, quien era el estudioso, quien era el complicado y traicionado por los nervios.... Hasta que empecé a ir con él, era sumamente riguroso...aparecía con ese bolillero que me daba miedo hasta a mi, pero después se fue aflojando hasta terminar riéndose cuando tomaba examen conmigo,  no como una burla sino como alguien que había recordado de qué se trataba la cosa. Un gentil hombre al final....Ahora muerto, lamento haber perdido el sentido del humor...por sobretodo. Dicen que el estaba preocupado porque desde que entré a la bendita Sala, la expresión de mi cara había cambiado para mal...ya no sonreía....cierto. Ahora menos, pero no me van a fregar...El sistema que impera en Tribunales, es terriblemente perverso, y respecto a los camaristas peor, nadie los controla. Y no quieran ver la cara de las mujeres en esos cargos !!!!!!!...Lo paradójico es tanta necesidad de franela para llegar a ellos, cómo los jóvenes -especialmente los de ahora, no recuerdo así a mis compañeros de mesa cuando yo entré- son capaces de acostarse en el piso para que los pasen por encima así los capataces no se ensucian ni las manos, ni los pies.... como tender la capita para que pase la loca de la reina. Cuanto más consienten el poder, peor...más lo alimentan. La alarma es que se trata de un Poder que imparte justicia...sin embargo estos hombres pierden la balanza desde que se olvidan que son empleados del Estado....que deberían llegar en el horario del resto, y quedarse hasta cumplirlo, porque sino el personal, ya desalentado hará exactamente lo mismo: NADA, IRSE. No hay reconocimiento y vale todo -para ellos, se entiende no?-.La gente que los sigue es peor, algo que nunca vi, por eso alguna vez hablé del costado oscuro de la gente común, no alcanza un porro para fumarse la hipocresía diaria...Y eso es porque la gente tiene miedo, nadie quiere discusiones inconsistentes que saben que terminarán mal y  que en saco roto desaparecerán en el fondo. Estos personajes, aclaro no todos,  buscan gente de buchón para arriba, y tan felpudo como para no dudar en hacerles el trabajo sucio, el trabajo : cubrirlos y buscar poner en jaque a otros para distraer la atención, hacer ruido y "a brillar mi amor", Doc vio lo que hicieron en la sala tal..... pusieron como secretario a alguien que no fue nunca secretario de primera instancia.....y así, esta pobre gente sobrevive moviéndose asi,  les van iluminando el camino para que dejen al descubierto a los otros, los descuidados del mismo palo. Presumo que alguien entenderá de que hablo, no puedo ser tan ambigua y tampoco tan directa...pero necesito escribirlo para recordármelo todo el tiempo,  no perder el norte y terminar por creer en lo que también quieren que piense de mi. Si, porque son rápidos para dar vuelta la torta y cubrir al inmoral, con el rendimiento flojo en el trabajo del que denuncia...ejemplos : tiene mil problemas  tiene chicos, es mujer, es loca.....perdón que insista con loca, arrecian las licencias psiquiátricas y para ellos garpan y mucho, lo mismo que el cáncer....Dicen que es uno, que se deja, que permite que las cosas lo afecten....no es cierto, si tengo que hacer un diagnóstico de trabajo, irremediablemente va a fallar, está pensado así, no para mejorar no vaya a pasar que aparezca algún bienintencionado con una  solución  de lo más simple y opaque por un microsegundo toda la parafernalia de zombies que abarrotan las oficinas del Poder Judicial, hacen número y uno grande, pero sin utilidad ninguna para nadie, idénticos a los zombies de las pelis viejas,  los de los movimientos torpes, los estúpidos que caían de un soplido o un empujoncito....nada que ver con los rápidos y veloces de Resident Evil.... Al final uno se siente como raton en trampera... Perdón por el exabrupto, no los voy a dejar con este sabor amargo, los dejo con mas de seis Caloris para "Tuya" de Claudia Piñeiro, garantizo carcajadas y si lo acompañan con un macaron de chocolate o  pistacho mejor. Buenas Noches.. (ah es de noche por eso...).




Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo