San Ceferino, un día despues....

12 feb. 2013








Me lleno la boca hablando de lo mucho que la educación contra la ignorancia puede mejorar a los hombres y sin embargo....como todos tengo un programa antispam cargado de prejuicios, desde lo físico -no dejo de identificar gorditos por todos lados como cosa básica- de ahí en adelante todos los rubros, por suerte siempre hay un palazo del otro  que te despierta el lado bueno, ese que se ríe de la señora personaje de la mesa de al lado en la que inevitablemente me voy a transformar pero a la que termino ayudando a servirse la sopa que queda en el fondo de la loza.......Y si, llegamos a San Ceferino, perdidos y en medio de un temporal....habitación preciosa, corrimos a cenar y ahí derrapó la púa sobre el disco y se rayó todo  !!!! Nos conocemos la mirada, Briyante empezó a señalar  y yo inmediatamente pensé  : que raro es este lugar.....Dios mío parece un geriátrico, con razón Piru me mandó aca.....pero minuto y medio bastó para que la estancia nos floreara una enorme cachetada y nos ganara, como un caballero que ante la burla saca lo mejor de él y los que antes reían terminan humillados por la estampa....Los mejores masajes, y la atención que sigue a aquél espíritu que describo....saben muy bien lo que hacen. Es enorme, tiene una capilla por la que la dimisión del papa me calo un poco los huesos, todos nos queremos ir al final.....y claro por eso tanta bicicleta, hacia todos los lugares empezando por el spa se va en bicicleta, o caminando, la comida una exquisitez....empezamos yendo a todos lados con el auto, bichos raros nosotros al final....primero como nenes aprendimos a llegar caminando y la noche anterior a irnos lo de las bicicletas porque la caminata era larga y nos las encontramos tiradas en la oscuridad del campito bajo las estrellas, primero me negué, ahora ladrona de bicicletas, pero me convenció en dos segundos y llegamos volando al cuarto, donde las guardamos para el desayuno....no se pierdan de esto que descubrimos al final y dejen que la estancia los alce a upa un rato como si fuera su mama.....dejen, dejen que hace todo y más por ustedes....Ah pueden venir solo al Spa....y por un día...no olvidarse a los niños, en cuanto lleguen ellos se olvidarán de ustedes.....
























Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo