Yoghurt de vainilla, un poco de granola, frambuesas y miel.....

3 feb. 2013

 


Les presento a Zadie Smith así : Nota: Yo soy judío. Count Baisie es Judío, Ray Charles  es judío. Eddie Cantor es gentil...Si vives en Nueva York o en cualquier gran ciudad, eres judío. Da lo mismo que seas católico; si vives en Nueva York, eres judío. Si vives en Butte, Montana, serás gentil aunque seas judío.
Los refrescos en polvo son gentiles. La leche condensada es gentil, aunque la inventaron los judíos. El chocolate es judío y el praliné es gentil. La macedonia es judía.La jalea de lima es gentil. La soda de lima es muy gentil.
Todos los dulces de la marca Drake son gentiles, el pan de centeno es judío y, como ustedes saben el pan blanco es muy gentil. El puré de papas instantáneo, gentil. La soda de cerveza silvestre es muy judía; los merengues son muy, muy judíos.
Todos los negros son judíos. Todos los italianos son judíos. Los Irlandeses que han abjurado de su religión son judíos. Las bocas son muy judías. Y el pecho. Girar un bastón es gentil.
La ropa interior es francamente gentil. Los huevos son gentiles. Las tetas son judías.
Celebrar, es palabra gentil, Observar es palabra judía. Los señores Walsh celebran la Navidad en compañía de Thomas Moreland, comandante retirado de las Fuerzas Aéreas, mientras que los señores Bromberg observaron la Hannuká con Goldie y Arthur Schindler de Kiamesha, Nueva York.

                                                                                        Lenny Bruce

La primera vez que leí a Zadie, le tuve una envidia de lo más vil, especialmente porque es del 75' y había ganado un merecido premio por una novela que se llama "Sobre la belleza". Hoy como todos ya saben es domingo y me tuvieron que sacar a pasear porque a pesar de ser un domingo luminoso, no quería salir de la cama, asi lisa en punto muerto, embrague primera, embrague segunda y al final salí, anduve dando vueltas...me metí en una librería y me lo traje después de leer la introducción que les transcribí, sabía que me lo tenía que comprar porque es de esas  escritoras que te salvan el día, y capaz que hasta la semana porque te permiten correr una ola en el punto justo y volver a sentir que no todo es tan malo. Misma historia que la de Ralph el demoledor.......los dejo tengo que mandarles una sorpresa a las enanas que por suerte están con su abuela y su tía en un mundo  y un lugar en los que para ellas todos los días están llenos de sol, no hay domingos tristes todavía.....  

Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo