Lo que una máquina puede hacer......

26 mar. 2013




Tengo una cábala, cuando me abruma el miedo, hago tronar todo, lloro cariño a mansalva, mendigo como bien dijo Andy.....la próxima le pongo un grabador porque ni yo puedo escribir con tanta elocuencia y sentido del humor todo lo que nos pasa en arrebatos de ella. Les doy un ejemplo de la rubia cuando está hasta las manos y a su modo fino pide ayuda en un solapado pero enorme charco salido de cualquier cloaca cercana.... y dice : No se si me hicieron una turrada pero me colaboraron para estar en este sótano hormonal y húmedo de lágrimas...dixit (una grande por eso mi mejor amiga). El otro día, logramos salir a cenar y la turbada era yo que por momentos estaba sumergida en una oscuridad de esas que pesan en la cabeza, y la tipa toda sonrisas a una respuesta tonta mía me dice, no te preocupes acá mando yo por ahora, y las rubias no tenemos que pensar.....Aflojáaa....cenamos y la verdad le agradezco nos cagamos de risa, creo que estábamos en un zarpado ordenado las dos !!!! Como sea si les interesa me esperarán, el blog se va a tomar un tiempo....y si consigue lo que quiere y sobrevive, vuelve con alma y vida. No me había dado cuenta lo dificil que es viajar sola con marido a un lugar maravilloso y dejar dos enanas con abuela y tía....y ver El Vuelo de Denzel Washington....si fuera el piloto me tomo el avión sin dudar...ahora dudo !!!Y le doy toda la razón a Diane Keaton que odia volar como yo. En su ligerísima pero encantadora biografía dice algo que comparto absolutamente : esas azafatas con su cara de nada, nada de nada tienen que estar drogadas, no es normal es como una aventura del tipo la tierra en peligro y la última nave en mal estado a un lejano planeta....disculpenme no puedo tomarlo como normal, normalísimo.....Mas o menos creo que ella piensa algo así, salvo por una anécdota cautivadora de las que me gustan a mi para tener en el recuerdo si logro sobrevivir al vuelo y llego a los 80 años....Contó que al entonces encantador Warren le había contado de su terror a volar y un día la sorprendió cuando se disponía justamente a embarcar a Nueva York, la tomó de la mano, subió con ella al avión, se sentó sin soltarla y siguió así hasta que aterrizaron. Una vez a salvo en tierra, la besó dio media vuelta y regresó a Los Angeles.....Que puedo decir....Solo que soy extremadamente cómica aunque parezca dramática, tengo días terribles y días .....y que tengo que volver llena de regalos, terminar una manta en telar que me tiene sin pensar nada, con la cabeza en blanco, que color con cual eso nada más, y que espero la respuesta de una máquina que según mi marido me contestó en automático y me hizo sentir la persona más interesante, inteligente, descubierta, exitosa, espacio en revista, libro, cuento  y lo mais grande do mundo....si le insistí a un editor y recibi mensaje que dice: "El 30 de marzo vuelvo a la oficina " o algo así.....sentí aplausos, vi estrellas y fuegos artificiales hasta que briyante deslizó un sencillo.....ah yo hago lo mismo, dejás que la máquina conteste los mails que recibís hasta que vuelvas.... y de ahí al piso dos segundos....pero repunté y pensé: entonces no filtra, los lee él....y bueno tengo que volver por ahí, quien lo dice al final se me cumple este clishé, el único que querría que aplicara : la ilusión es lo último que se pierde....






Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo