Un mes....

29 ago. 2013





Tengo un mes, ya pasaron dos días y no pegué una. Entre muchas cosas, llevé a Caro a hacerse unas radiografías. Primera vez, que no hay calles cortadas ni desvíos. Mientras viajábamos, la enana se metió en un juego de preguntas del Ipod y yo empecé a superar todos los niveles, hasta llegar a pensar en participar en un programa de preguntas y respuestas y salvar a toda la familia con el dinero ganado. Ya  estaba relamiéndome. Imagínense que supe decir con toda naturalidad que el pulpo tiene tres corazones. Y Caro, con sus siete minúsculos años reflexionó un rato sobre eso, afirmando animadamente que seguro con esos tres corazones no se morían nunca, le dije que me parecía que la necesidad de tanto corazón era para otra cosa, que morirse se morían igual y entonces ella calculó que otra posibilidad podía ser que al tener tantas manos - tentáculos- funcionaba uno por grupo, como cuando se corta la luz y las casas de la vereda de enfrente siguen teniendo porque son de distintas fases (guau, ahora soy técnica en electricidad) ...algo así. Cuando ya estaba hinchada, agrandada de mi propia e inusual inteligencia, llegamos a la clínica. Hacía frío, el ipod se quedó sin batería lo mismo que yo sin cabeza, porque apenas llegamos al subsuelo con Toto y Brillantina dos peluches que nos acompañan a sol y a sombra, extendí la mano con la orden mientras explicaba que le tenía que hacer unas radiografías y la  chica me devolvía en cámara lenta un glorioso golazo al decir despacio "...pero acá ordena que se practique una espirometría", y yo le contesto - no me digas eso que me caigo muerta, encima tengo un solo corazón-. Caro se agarraba la cabeza, y empezó a caminar atrás mío con Toto y Brillantina arrastrándose por el piso. Nos sentamos en un sillón y dimos vuelta la cartera, nada, no hacía falta, la veía con toda claridad sobre la mesita de luz, me confundí. Hasta acá me engañé de nuevo, parece que uno puede ser teóricamente un as en conocimientos, porque tiene mucha información guardada pero el otro concepto de inteligencia que tiene que ver con organizar todos los papeles, ordenes, carnet de obra social, está en este momento absolutamente desconectado, aún sin la presión del trabajo y contando con un mes para cumplir con todos los compromisos domésticos.

Volvimos cabizbajas, teníamos que pasar a buscar a Agus por la casa de mi mama. Entonces, la pobre Caro me dijo que nos quedáramos un rato en la casa de la abuela - le tiene más confianza que a mi, -pensé- debe buscar orden en la experiencia de una anciana que siempre está en lo cierto - y yo accedí porque necesitaba comprar algunas cosas en el supermercado chino, que queda a una cuadra y cuatro policías contratados que vigilan la farmacia de la esquina más o menos. El supermercado chino en cuestión merece palabras aparte o más bien su dueña, una china graciocisima que trabaja sin parar. El detalle, todos los vecinos, incluidos los proveedores y yo misma la llamamos "Mama".

Entré como de costumbre, y me aseguré de no olvidar nada que Amelia pudiera reclamarme al día siguiente. Esperé divertida, en la cola para pagar, y  cuando llegué a "mama", después de  organizarme amablemente las bolsas que me tuvo que dar porque me olvidé las ecológicas en casa me dice -eta produtos limpieza, eta comira"- yo asiento , y entonces me señala uno de los anillos (los que le compro a Bea se acuerdan "los carroñeros y otras especies...."), me mira y me dice "y eto ?", "dode ?", el anillo ???, si lindo el arillo, mama quiere....Cuánto sarió?, yo la miré sorprendida y al resto de la gente que esperaba para pagar...... no me salía decirle el precio, en el barrio la gente no anda bien como para estar escuchando sobre el costo de un anillo......enmudecí, así que ella toda sonrisas siguió - ah amira, amira tuya, decile que venga a supermercaro a ver a mama, mama compra......le dije que si, y en la calle me reí sola. 

Ya eran las 8 de la noche, llegamos a casa media hora después todas cansadas. Revoleo las bolsas de compras y empieza a sonar el teléfono, no llego, despues el cel (siempre pasa lo mismo, no logro entender por qué la gente sin pensar prueba por todas las expresiones de la palabra teléfono para comunicarse desesperadamente con una), no llego otra vez, y vuelve a sonar,  al final cansada de corretear en un radio de dos metros y ya terriblemente agitada, en una situación que a Usain Bolt no se le abría escapado, atiendo y de nuevo lo insólito (espero no volver más a ese trabajo, la casa  me depara sorpresas deliciosas), del otro lado la voz de la esposa de un conocido técnico de fútbol, vecina de mi mama, se adoran. Entonces, sin Fontanarrosa viene el cuento del final. 

Tengo un amigo muy fan de un club de barrio que me ha ayudado en muchas cosas.... cuando se entera que el nuevo técnico de su club es el vecino de mi mama, me pide casi de rodillas que le consiga la camiseta de un jugador que admira. Yo le contesto que me traiga una camiseta y se la hago firmar, ya lo hice para mis sobrinos cuando mi vecino fue técnico de Boca, entonces el insiste, dice que no es lo mismo que para eso va el a la cancha como siempre y la consigue él, que el quiere la camiseta del jugador después del partido.

 Un día, como mi mama estaba de viaje, me llama la esposa del técnico para pedirme un favor de vecinos. Tengo que ir a la casa, hago todo lo que me pide y cuando me voy a ir, pienso rápido, última oportunidad para todo, me prometí no perderme nada por timidez y menos con 40 años, así que volví sobre mis pasos y le hice un acting fabuloso, "sabías que soy fan del club de toda la vida, el mundo es un pañuelo increible que tu marido sea el técnico del equipo, decile que es un grande y mis respetos....y aunque por ahi es demasiado y todos deben hacerlo te puedo pedir algo ? " Si por supuesto, contesta sonriendo- No me conseguirías la camiseta de tal jugador ? Yo nunca pedí nada, pero esta vez no lo puedo dejar pasar...." Me contesta : mirá hay mucho código entre los jugadores, esas camisetas se las dan a las personas mas queridas y allegadas...si querés comprate una camiseta y te la hago firmar". Ahi pensé, tuc meti la pata, tenía razón mi amigo ...le agradecí resignada se lo transmití. El me había dicho que lo pida como para mi, porque para un desconocido no me la iba a dar. 

Esa noche, cuando contesto el teléfono, del otro lado se escucha "Anita, te llamo porque tengo una sorpresa para vos, y como te había dicho que compres una camiseta, insistía porque tenía miedo que fueras a hacerlo. Julio te consiguió la camiseta que querías de ese jugador dedicada y con tu nombre !" Me quedé estupefacta, ya no podía dársela y ahora estoy feliz de la vida y el equipo tiene nueva fanática!!!!......Disculpen la emoción sino lo decía reventaba..... (expresión tomada de Julia la perdiz Coria).

PD: Me había olvidado del Pulpo.....no los podía dejar, ni a mi con la inquietud de los tres corazones y la sangre azul. Digno de príncipe de cuento de hadas. Empiezo por una curiosidad, el tamaño de su cabeza, resulta que : el pobre carga en ella con el cráneo, las branquias, los tres corazones, el cerebro, las gónadas, la concha, los músculos del manto, el estómago, el cerebro, la glándula digestiva, la bolsa de tinta y los riñones. 

Los tres corazones se explican así : dos de esos corazones, proporcionan sangre sin oxígeno a las branquias, para crear un intercambio de gases instantáneo. El otro corazón envía sangre oxigenada al resto del cuerpo y los tres corazones juntos se ponen en acción cuando el pulpo, está en el fondo marino, debido a la presión océanica.

La sangre azul, no lo hace príncipe o tal vez sí recuerdan las enfermedades que padecían en épocas medievales ? como que de caracterizaban por tener enfermedades raras y estar siempre de mal color.....en su caso, hoy en día tenemos la explicación, padece de flojera en el transporte de oxígeno porque en lugar de tener hemoglobina cargada de hierro, tiene otra proteína muy singular, la hemocionina que produce dos átomos de cobre.

Y por fin, si hablamos de inteligencia, es probable que Carolina, hubiera estado mejor en las muchas manos del pulpo, porque si bien el tamaño del cerebro es semejante al de una nuez, produce 130 millones de neuronas, mientras que nosotros solo 11.500 y aparentemente lo ha demostrado porque es capaz de memorizar colores, acciones  y estrategias para la supervivencia !!!!!!!!!! Eso que me está faltando a mi hace un tiempo largo.............Buenos días !
Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo