Eulogia Tapia......"La Pomeña"

4 oct. 2013




Hace ya más de tres años, leyendo el diario temprano en la mañana, la fotografía de alguien llamada Eulogia Tapia -coplera- en la contratapa del "Clarin" no solo me llamó la atención sino que me atrajo la expresión dulce de sus ojos. Según decía la información (el 27 de julio de 2010), se iban a cumplir 40 años de una canción que inspirada en ella, el Cuchi Leguizamón y Castilla le escribieron. Leí la canción y prometi guardarme la nota.

Estábamos en Mar del Plata, pasando las vacaciones de invierno. Como siempre mi papa cocinaba, hasta que notó que le faltaba un condimento y una bebida que acostumbraba tomar mi mama. Decidió que sin eso no podía hacer nada. El auto de mi hermana estaba guardado, el mío seguía estacionado afuera. Después de mucho tiempo, de no ir juntos a ninguna parte, me miró y me pidió que lo alcanzara hasta el Puerto, único lugar a esa hora en el que pudiera haber algo abierto.


Salimos juntos, más por decisión de él que por la mía que acostumbrada en los últimos años a que no me quería pedir nada porque sentía que las nenas y Marcelo ya eran mucho para mí, la buscaba a mi hermana. Sin embargo, esa noche se notó firmeza en la elección.

Y por supuesto salí con él. Manejamos un rato en silencio, había algo especial, como una intimidad buscada. Hacía mucho que no sentía eso con él. Ibamos sin decirnos nada, cosa que también me sorprendió porque siempre daba indicaciones, "doblá acá, andá por acá, pasá a este nabo .....". De pronto, cruzó los brazos y me preguntó si había leído hoy en el diario lo de Eulogia "La Pomeña". En un susurro me sale un "si, claro que lo leí". Contestó - la canción es preciosa, me dio nostalgia de mi pueblo. En esa época todo era tal y como ella lo describía en la entrevista. Una mujer encantadora, como no iban escribirle una canción.... ? Fueron minutos de algo que sentí raro, emocionante, como si me quisiera decir algo más. 

Al día siguiente, mi mamá y él, mi papa se iban temprano para Buenos Aires, nosotros siempre más rezagados por las nenas, y la verdad también por nosotros, desayunábamos e iniciábamos un regreso   tranquilo sin apuros, cuando se diera. Por eso cuando bajé a preparar el desayuno encontré varias notas con todas las cosas que nos tocaba terminar de hacer para cerrar la casa. Debajo  las indicaciones, estaba el recorte del diario con la canción. Me pareció tan raro.....Nunca olvidé ese día, ustedes me dirán que lo imaginé cuando tres meses después falleció. No lo creo ni por casualidad,  aún cuando parezca evidente que así lo haya querido pensar hoy. Me encanta guardarlo como un recuerdo dirigido a mi especialmente, una despedida anticipada.....Acá abajo les dejo la canción, una zamba.

Con letra de Manuel J. Castilla y música de Gustavo Leguizamon la zamba "La Pomeña" fue escrita en 1969 como premio a las cualidades copleras de Eulogia Tapia :

Eulogia Tapia en la Poma
al aire de su ternura
si pasa sobre la arena 
y va pisando la luna


El trigo que va cortando
madura por su cintura
Mirando flores de alfalfa
Sus ojos negros se azulan


El sauce de tu casa
Está llorando
Porque te roban Eulogia
Carnavaleando


La cara se le enharina
La sombra se le enarena
Cantando y desencantando
Se le entreveran las penas


Viene en un caballo blanco
La caja en sus manos tiembla
 y cuando se hunde la noche
Es una Dalia morena.



La nota del diario comienza así : "Eulogia  Tapia se está poniendo linda. Sentada en el living, se ata el pelo y le pone dos hebillas plateadas. Lleva una camisa blanca, un chaleco negro y una pollera azul. Su cara es alargada y triangular, como una modelo de modigliani, y está surcada por el viento, el sol y la aridez. Los ojos son pardos, y los pómulos dos higos firmes. La mujer se arregla porque esta noche hay fiesta en la Poma. La escuela del lugar cumple 100 años y llegarán músicos de varios pueblos y de la ciudad de Salta. Eulogia fue convocada para cantar junto a su comadre Armanda Aramayo.......". Abrazo fuerte, cariños y dedicado siempre a Gerónimo......mi papa.




Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo