De acá a la china.........

17 nov. 2013



Es una mañana hermosa, las nenas duermen. Cathy (la iguana) y yo nos miramos. Estamos en la misma, nos queremos ir lejos. De acá a la China......Nos seguimos mirando y pienso que como ella, ya hurgué por todas las posibles salidas, pero de verdad para Cathy es imposible por ahora escaparse de su pequeño loft, su porción de pepinos y rúcula y su piedra caliente para dormir......Lo sé porque yo fui la que puso el papelito, que traba los dos vidrios que la separan del resto de la casa. Una de estas mañanas de primavera, Cathy comprobó que ya tenía la fuerza que necesitaba y logró deslizar uno de los cristales. La agarré justo, pobre, con las manos en la puerta para huir, y yo que debía cumplir mi deber de carcelero......Bajaron las nenas, Cathy ya sabe, me mira y sigue intentando, mientras, yo preparo un jugo de manzana para Pipa, sus tostadas con queso crema y un vaso de leche sola con dos cucharadas de azúcar para Pili, con cereales Trix y scones....Los hice ayer para cuando Pili llegó a casa. Hacerlo me recuerda mis 8 años...Tengo la añoranza del aroma a bizcochuelo y panqueques con dulce de leche de sábados y domingos, que mi mamá hacía con esfuerzo por el cansancio y siempre torcidos, algo le fallaba, se venían abajo, quedaban como "el pastel de Winnie Poo, en el capítulo en que mama Cangu los dejaba con las manos en la masa al pequeño oso winnie y al bebe Rito". Hubo, sin embargo una mujer : Segunda, que trabajó en casa mucho tiempo (el tiempo que no estuvo Amelia), y que una de las veces que venía, invariablemente cocinaba un bizcochuelo de naranja solo para mí. Muchas veces, actuó conmigo desde su metro ochenta de altura, con un cariño y una calidez poco comunes, de los que no me olvido y le estaré profundamente agradecida por el resto de mi vida. Hace ya mucho tiempo que dejé de verla. Cuando volvía abatida del colegio, y solo estaba Segunda en casa (a la que por cierto, mi mama nunca lograba acertar con el número del nombre, y decirle Primera fue lo más digno y cercano que salió de su boca) le suplicaba que me hiciera el bizcochuelo antes de irse, segura que tendría el efecto consuelo que ese día necesitaba. Normalmente en mi casa, nunca había nadie. El bizcochuelo y su aroma eran toda mi compañía. Sin darme cuenta, ahora ya con más de cuarenta años, repito la cosa.. Y por supuesto, descubrí que lo que le pasaba a mi mama, era por pura impaciencia y apuro. Los míos, sin querer presumir porque a ellos me llevó un trauma, son dignos de repostera. De ahí avancé sobre un pan de banana y nueces pecan, scones y mermeladas caseras. Y probé que son más fáciles de hacer de lo que todas imaginan, enorme la gratificación cuando salen bien, y sin duda adhesivos para la cabeza de la niña y el caballero....Ensimismada en el sabor de la mermelada casera de frutilla, el dulce y los scones, me sobresaltó briyante cuando de pronto me dijo que ya a su edad, se sentía con la capacidad de vender todo e irnos a vivir a un lugar tranquilo, donde yo quisiera....Estaba seguro que podía hacer cualquier cosa, ya no dependía del dinero...Yo pensaba lo mismo, tantas cosas por conocer y por aprender. A esta edad todo parece posible, y sin duda lo es. Ya lo decía Paul Klee :  Lo principal no es comenzar a pintar precozmente, sino ser primeramente un individuo. El arte de dominar la vida es el requisito previo para todas las demas formas de expresion, ya sean pinturas, esculturas, tragedias o composiciones musicales...". Y Buzz Lightyear : "Al infinito y más allá"....
Pero ninguno de ellos es mujer, un domingo a las siete de la tarde.....el lunes se superpone a cualquier idea, es el villano de turno, solo se ve caer la noche y se cuentan las horas para que se ejecute la condena...y de los recuerdos de infancia no queda nada, el olvido abrupto llega con la guillotina....y esto les pasa a todas de acá a la china..... igual la ilusión no se pierde del todo, y mañana aparece un caballero al rescate, cabalgando y tomándonos de un manotazo sexy por las caderas para subirnos a caballo y escapar como Cathy, pero esta vez dejando al carcelero pasmado de asombro. Buenas noches....



Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo