Hombres. la mejor parte....

16 nov. 2013



Si, es cierto nos quieren más de lo que pensamos..... Debo confesar que cuando los hombres se enamoran, hacen las cosas más conmovedores que he visto. No es el amor, el tema de este blog, y tampoco lo que hace de los romances lo que son. Señores,  lo que ustedes hacen cuando están en ese trance, es pura magia.....Tengo mil anécdotas de las hazañas de hombres enamorados....empezando por la leyenda de Helena, una de las más hermosas, hija de Zeus, pretendida por muchos héroes; que seducida, es raptada por Paris príncipe de Troya y da origen nada más y nada menos, que a la famosa guerra. Penélope y Ulises.... Romeo y Julieta. Y desde mi adolescencia para acá, infinidad de actos heróicos y asombrosos buscando impresionarme y enamorarme. He recibido de los hombres, la protección más amorosa siempre, no tengo resentimiento alguno con ellos. Se que hay hombres como dicen los suecos "que realmente aman a las mujeres" y sé que hay hombres con problemas para querer en general.....Para estos hombres, tengo algunas pistas, son más egoístas y hay cosas que no están dispuestos a hacer : cocinar, tareas domésticas y niños....Huyan de los que no tienen simpatía con los chicos, la natural, no la forzada para el levante.....

Se también que les gusta que los necesitemos, que nos hagan falta (ahí, soy buena y les cuento que a veces nos hacemos un poco las tontas). Hubo una película preciosa, " Un tropiezo llamado amor ", como se la tituló acá, que debe ser más conocida como "El turista Accidental" con William Hurt y Geena Davis, de la que sabrán los cinéfilos que rondan las comunidades de este mundo de blogueros. En ella, si bien el argumento viene de la mano de un drama que está por anular un matrimonio, el hombre termina por dejar a su mujer, no por falta de amor hacia ella, sino porque ella ya no lo necesita y la otra, Geena Davis  (siempre habrá otra), si......no sólo le devuelve la oportunidad de vivir, sino que de verdad le demuestra que todavía puede ofrecer algo a una mujer, desde su lugar de hombre....

Mis historias son mucho más disparatadas, pero me las guardo con cariño... Solo les cuento, que cuando tenía nueve años, por  las mañanas debajo de mi banco en el colegio, me encontraba todo tipo de golosinas. Como el colegio tenía dos turnos, suponía que el que ocupaba mi banco en el turno de la tarde, se las olvidaba .....y como a mi solo me gustaba el chocolate, normalmente las regalaba todas a mis amigas. Hasta que un día, un nene, me pidió que lo siguiera porque quería decirme algo...."Anita estoy enamorado de vos, las golosinas te las dejo yo todas las mañanas, por favor dejá de regalarlas....." Eso fue todo,  como si me hubiesen hecho un tacle, me vi cayendo en cámara lenta. Desde ese día dejó de hablarme y nunca más recibí golosinas de Fede....Pero a esta parte, he recibido chocolates en todas sus formas, y he logrado que marcelo no me compre más rosas color rosa, solo margaritas !!!...... 



Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo