Isabella....en casa

19 nov. 2013



Isabella disfruta los días en su casa. Lo va a repetir mil veces, no entiende por qué hay tanta gente enferma en su trabajo que considera que hacer el esfuerzo de estar ahi la despeja, le hace mejor que quedarse en su casa. Antes muertos, en un trabajo que a Isabella le parece  obsoleto y sin solución....A ella no, a ella la distancia le devolvió vida. Empezó a cocinar de nuevo, y a notar el sabor de las comidas. Es cierto, también está enferma, se hace estudios y cumple con los médicos, antes el trabajo no se lo permitía....es más se le demandaba que a los médicos fuera por la tarde (cuando en realidad debía volar a abrirle a Amelia para quedarse ya con sus hijas) o que fuese los sábados. Esto tampoco lo entiende, no es propio de su trabajo, pasa en todos. Cuando era jefa, y estaba a cargo de la gente prefería conocerlos y permitirles ir al médico (le cuesta decir permitirles parece de la epoca de las cavernas, y todos elegimos este sistema para convivir pacíficamente no ?), a las clases abiertas de sus hijos, y demás necesidades que les embrollaran la vida, despues del trabajo. Porque primero : es dificil conseguir turnos, después del trabajo uno está agotado y si tiene hijos y vive lejos bueno flor de quilombo se arma. Ella, inocentemente pensaba y aclaraba que se los cubría, el famoso "hoy por ti mañana por mi". Chicas, les decía hoy no viene la duquesa, o mariana, hay que poner un poco de garra, la próxima lo harán por ustedes y el trabajo seguía igual, como siempre no se desmoronaba la sala. Sin embargo por alguna razón que Isabella desconoce, esto terminó perjudicando a todos, se cebaron y a ella la sacaron del partido porque ya no tenía piernas para correr, ya no podía marcar. La gente exageró su comprensión, su empatía y tomó confianza, de pronto todas las excusas eran buenas para faltar al trabajo, por un hijo que viene de lejos y quiero ir a recibirlo, anita, necesito dos días para hacerme un estudio, salimos a fumar, y empezaron a arreciar los llamados porque "me siento mal", "no me puedo mover de la cama". Entonces los otros funcionarios la vieron blanda, fueron muy astutos y supieron con certeza absoluta que la mentira desbordaba, y ella no ponía límites. Le ordenaron que de todo pidiera justificación por escrito, de las llegadas tarde porque el subte no anduvo en hora, lo mismo que los trenes.....por los médicos que si o sí debían ser de la obra social del trabajo y no de otra. Esto último saltó, porque nunca entendieron en su mundo snob de casas lujosas y congresos, que la señora que limpia en la sala, viene desde la ciudad de La Plata y para llegar en tiempo, a las nueve de la mañana, se tiene que levantar a la misma hora que todos nosotros. Es grande y sensible, pese a los enojos de Isabella que a puesto a más de una en su lugar, se viven burlando de ella, eso la afecta y se enferma. Los justificativos que trae son de médicos de aquella ciudad, por eso creen que Isabella es tonta y la señora falta porque quiere. La verdad que trajo Isabella y colocó bajo sus narices es que el sistema de emergencias a domicilio que funciona para todos en Capital, es otro en La Plata y se organiza de una manera distinta, por eso debe recurrir a médicos de hospitales públicos........Esa mañana, Isabella hizo venir a Nora enferma como estaba y la metió en el despacho de los  jefes grossos pero ignorantes de estas tonterías, y todos se quedaron sin habla. Los gritos que se escuchaban por toda la sala se apagaron....lo mismo que Isabella .....por eso está en casa entre otras cosas....Recién conversó con una amiga por teléfono, que tuvo que faltar al trabajo porque tuvo un problema, sólo por hoy .....y claro la pregunta del millón, pensé en vos porque estas al pedo, que haces todos los días, son las 8 de la mañana y yo ya no me aguanto en casa, necesito ir a trabajar.....Entonces Isabella decidió llevar una bitácora como los capitanes de los barcos, porque la verdad ella tampoco se acuerda qué hace todos los días.....pero es felíz. Ah encuentra pavadas como esta : "Sean siempre ustedes mismos a menos que puedan ser Batman, entonces sean batman.....". Isabella primero pensó en gatubela, claro mas sexy imposible ......pero lo reflexionó y no dudaría en ser el hombre araña para treparse por casas y edificios y chusmear que carajo hace la gente en su casas.......


Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo