Viernes......

28 feb. 2014





Viernes.... Isabella no tiene café. Se preparó un té con limón, tiene que llamar a la Sala, le dieron otro mes no sabe muy bien por qué, aunque las jóvenes médicas conversaron sobre la necesidad de insistir personalmente con todos los  que  Isabella conoce en Tribunales, y de última  "Dra. se reintegra el próximo mes y sigue intentando desde adentro". Con eso terminó la junta.

 Salió les sonrió y las despidió con un fuerte apretón de manos. Son chicas de escasos 20 años, pero parecen sinceras, un poco de envidia les tiene porque disfrutan mucho de su trabajo. Esta vez no lloró, metió la mano en el bolsillo rebuscando su celular, y se encontró miles de mensajes amigos pero subió corriendo los cuatro pisos que la separan de su mejor amiga. Mentira, no corrió lo intentó, descubrió que no está en forma, llegó sin aire, y se tuvo que sentar antes de avisarle que ya estaba en el lugar.... Cada vez que se ven con MES tiene la sensación de ser y hablar como las amigas que se conocieron en el Ciclo Básico Común, los dos años previos a la facultad......Así, con dieciocho años, todo por delante, sonrisas pícaras, intercambio de información y chismes frívolos siempre sobre algún hombre, o mujer desagradable  en su caso.....Siguen dentro del mismo cuerpo pero tienen más de cuarenta, lo que a ambas les resulta sencillamente insólito....Ella es más fuerte, aguanta más que Isabella....sepan que es como estar en un presidio, MES sabe manejar mejor a los carceleros, conoce, respeta los códigos y se hace respetar. Isabella debió haber visto más series como "Breaking Bad", sin embargo para ella volverse mala no es tan sencillo.....

Prometieron verse el fin de semana. Isabella, que esta vez bajó por el ascensor, todavía se movía suspendida en el aire. Aliviada pasó por un cajero, se había quedado sin plata. Llamó a quienes estaban preocupados por el resultado de la entrevista con los médicos, y esta vez si corrió por su auto. Había llegado tarde por el tráfico y por primera vez en su vida le entregó las llaves de la camioneta a un tal Roberto que tuvo que reconocerle, que no había más lugar, pero tenía la posibilidad de dejársela con las llaves, y él se la movía en cuanto algo se desocupara. Isabella, nunca lo había hecho pero sabía que era costumbre en Av. de los Inmigrantes, de hecho conocía a Victor, el guardián del auto de MES, pero estaba más lejos y ella  media hora tarde.....Así que se quedó con Roberto....

Mientras manejaba escuchando la música de sus hijas, que desde hace tiempo tomó la radio del auto, tuvo un momento de sincera felicidad......las clases empezaban el 5 de marzo, podía acompañar a las nenas ! Tenía un montón de nuevas posibilidades.......investigar si Pipa y ella podían ir a un taller de pintura, ella a mejorar la técnica del dibujo y la enana a pintar como tanto reclama hace tiempo; ir al vivero, comprar las orquídeas y averiguar todo sobre ellas (aunque lo hizo hace un tiempo y no pudo volver a ir), y el jazmin de las cuatro estaciones que tanto le pide Amelia, si señores la empleada doméstica de Isabella es como un paisajista de altura.......hacer la chocotorta nueva (con dulce de leche repostero y crema) y dejar más garrapiñada en la caramelera nueva, flanes y tortas de manzana con azúcar rubia, en fin volver a cocinar......Eso que muchas mujeres han dejado de hacer, por todo este asunto de trabajar a la par de los hombres. Nadie lo comprende más que Isabella, es imposible estar en la media del hombre y volver a casa pretendiendo cocinar un flan con un riquísimo perfume a caramelo. Apenas llega del trabajo, la mujer también desea dejar los zapatos cerca de la puerta, el saco por ahi, tomar una cerveza helada y tirarse a ver un partido de la NBA dígase Spurs vs. New Orleans Pelicans........ o Racing / Independiente, pero no lo hace exactamente así.....porque hay dos pequeñas con una catarata de problemas que aparecen en la lista uno : comprar uniformes nuevos, zapatillas nuevas, camisa, corbata, pullover, chombas, medias blancas y azules.....Etiquetar cuadernos y lápices, libros en una lucha desigual contra el contact...

En la lista dos, irremediablemente aparece : cambiar a Juarez, comprar bolsas de residuos, queso cremoso, pan, café, y leche como mínimo. Hace tres días que Amelia no viene, así que se impone lavar ropa y planchar la necesaria, dejar preparada la cena de esta noche, arreglar una pollerita de agus que le queda grande, ir a pagar una cuenta al banco, ir a la peluquería y cortarle el pelo a las dos........creo que la tercera lista es la de la joda.....pero queda poco lugar porque el día se hace corto, y si Isabella llega al flan es como si los Spurs hubieran ganado con una volcada en los últimos dos segundos........

Pero ahora Isabella tiene todo un mes otra vez, y hay algo que no va a resignar :hacer más seguros los trazos sobre el papel......Ah esta noche juega Manu Ginobili.....




Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo