Se acerca el otoño....

3 mar. 2014


Se acerca el otoño, los mosquitos lo delatan, y las hojas que caen de mi enredadera. Estoy mirando "Inspector de restaurantes" de la BBC con briyante. El programa es briyante jaja.....Es divertido, el protagonista es genial, dice tantas verdades que al principio parece malísimo, luego uno se da cuenta que todo él es una enorme carcajada, tiene mucho sentido del humor, y salva gente, con poca imaginación y dinero.......De eso se trata todo el asunto....

Salgo al patio, es 3 de marzo y el aire fresco de la mañana, todos los años me recuerda una trilogía que me mantuvo fuera de la tierra durante todo un verano en MDQ. Libros.. creo que publicados en 1984 u 1985; no una banda de rock, ni el entonces inexistente merchandising de Harry Potter o los Juegos del hambre, ni siquiera el verborrágico inspector de restaurantes.....

 Creo que entonces tenía 12 años y aunque ya hablé otras veces del libro que se me viene a la cabeza siempre a las puertas del invierno, esta vez como fue un hito en mi vida, se los voy a entregar en folletin, además con él trae muchos otros recuerdos. Brian Aldiss, su autor con ayuda de científicos y catedráticos de Oxford ( biólogos, astrónomos, geólogos, sociólogos) ideo un sistema creíble en el que lo importante era el planeta, Heliconia. Los personajes transcurrían, pasaban.... entre las estaciones que describía, y en lo que hacía fundamentalmente hincapié de una forma deliciosa, era en los cambios que se iban sucediendo en el planeta, en el que se reconocían las mismas estaciones que en la tierra pero que por la existencia de otras dos estrellas  distintas  que la nuestra (miren en este link los detalles para aquellos fanáticos de la ciencia ficción "http://eltamiz.com/2012/07/19/has-leido-heliconia-de-brian-w-aldiss/) si bien en principio, se sucedían las cuatro estaciones que nosotros conocemos convencionalmente,  luego se agregaban dos estaciones más, de una duración gigantesca y efectos mucho más tremendos. De modo que el gran invierno era más frío que nuestras eras glaciales y el gran verano más caliente que el más caluroso de nuestros trópicos.

Asi que, por la extensión de esas estaciones había generaciones que no pasaban un invierno, o bien un verano, y lo realmente interesante era, cómo se producían grandes cambios sociales a raíz de esa presión que el planeta solapadamente ejercía sobre las criaturas que habitaban en él...... Fue para mí un derroche de placer leerla. Sentí con más fuerza y disfruté mucho más el paso del frío al calor, después de leerla. Los colores del otoño me resultan absolutamente irresistibles y las primaveras me traen el perfume del Jazmin y dos o tres nidos de zorzal a mi casa. Leer Heliconia tuvo mucho que ver en esa percepción. Fue una saga de tres libros inolvidable, "Heliconia primavera", "Heliconia verano", "Heliconia invierno" .....no logro sacar a Agus de Los juegos del hambre, que sin duda tiene un trasfondo interesante. No puedo imponérsela, aunque muchas veces hago trampa e intento....sin suerte. Tal vez debería leérsela yo, como mi papá que todas las noches en un monoambiente de Mar del Plata, nos contaba un capítulo de "La tierra permanece".....y nos fascinaba escucharlo por el solo hecho de estar haciendo algo con él..... 
Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo