Y, no se.....

9 mar. 2014


Y, no se....acá mirando River vs. Arsenal, calladita, esperando que el 0 a 0 que retumba en mi cabeza, y se refleja en la decepción de los jugadores, se transforme en una goleada.....en mi caso juego contra mi. Ah, somos de River en esta casa. Mi mamá es de Boca y mi papá era de Huracán como el resto de familia raleada que queda un poco por acá y otro poco por allá. Yo me hice de river a los siete años.....nadie me cree, pero a esa edad ya tenía altas ambiciones. Se estaba jugando, o nos estábamos jugando el mundial del 78, distraídos del terror de la dictadura que te juzgaba y condenaba al toque, cosa que no se volviera un trámite todo ese temita de Juicio justo, y de la inocencia, en principio hasta que no se probara lo contrario, se ve que eran muy prácticos los tipos, no se iban a andar con vueltas....Si notabas unas monjas medio sospechosas, encima de otro país metiendo las narices vaya a saber en que cosa, las tirabas de un avión al mar y asunto resuelto........me asusta que la gente piense que esa época era mejor que ésta. Pero volvamos al fútbol, porque la política y la religión son mandadas a hacer para matar grandes amistades, y no quiero perder a uno solo de ustedes.

 Resulta que en el año 1978, Amelia ya estaba con nosotros y yo le pedí -me tenía que ir con mi mamá- que mirara el último partido de la selección que jugaba con Holanda. Esta es la parte sencilla y básica de mi, la que pone en evidencia que tal vez no entendía nada del juego pero manejaba cierto criterio racional, no sería como el gordito de "Moneyball", pero tenía la idea absoluta que debía pertenecer al equipo que tuviera más jugadores en la selección.....claro es una selección de los mejores no?, y si había mayoría de River, entonces River tenía enormes chances de ser uno de los mejores equipos de fútbol. Bueno se que estarán abriendo ojos y boca de par en par, pero ese era el criterio que a los siete años solía aplicar a todo.

A River no le va muy bien últimamente......y eso lo sé porque noto que van y vienen, como perdidos dando vueltas tratándo de agarrarse la cola como los perros. Además no soy sabionda, me doy cuenta por las continuas puteadas de Marcelo.... Un poco es medio evidente que no juegan a nada y otro poco briyante me tira  letra. De hecho habiendo transcurrido los primeros 44 minutos, se acaba de parar para ir a hacerme un te (La situación es dramática).

 Sin embargo, no he dejado de ser de River, pero descubrí que "lo mejor" es un calificativo, muy pero muy subjetivo y ya no me cabe el sayo para andar midiendo la vida con tremenda exigencia hacia mí y hacia los demás....

Ahora me manejo de otra manera, me lo dice todo, la expresión de la mirada de la gente, para conocerles casi automáticamente, el corazón. Según mi hermana, la apreciación sobre lo que percibo suele estar ligeramente alterada y puede fallar....dice que soy muy confiada. Pero yo sé que en realidad, ser confiada habla bien de uno porque no se le ocurren maldades propias o ajenas para desconfiar del otro. Entonces la cuestión es que ya no busco "lo mejor", "lo más lindo", "lo más efectivo" o lo hago pero desde una mirada mucho más sutil,  y generosa, que acepta sin condenar y que ve posibilidades en su propia manera de ser. Es mi modo de ser o mi personalidad el que anticipa como saldrá la jugada porque las personas reaccionan respecto a uno. Uno es el que debe ser seguro, distinguirse del resto está bueno y los cuerpos señores, como dice en alguna frase el topoilustrado "Con los años el cuerpo, nos va perteneciendo menos, vamos gradualmente cediéndolo a la ciencia"......Buenas Noches.


Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo