Mensajes II parte ......

1 abr. 2014







Ya lo dice todo el mundo, es mejor ocuparse que preocuparse. Pero en el fondo a todo el mundo le falla.
Especialmente si se es mujer, de cuarenta y tantos, con dos nenas, un marido (cuentenlo como tres nenes...), y un trabajo lleno de locos. El colegio no está exento de ellos tampoco. Ayer Marcelo fue a aprender a hacer sushi, yo me quedé con las nenas y reflexioné un rato sobre ciertas situaciones de las que ni una agenda me podría salvar.

 Ejemplo N ° 1 : Soy una persona absolutamente sociable, y como lo ven me importa bastante poco que sepan todo esto sobre mi, hasta me divierte.......Una vez por semana me toca ir a buscar a las nenas al Colegio, para llevarlas a teatro que queda en la otra punta del mundo. Para eso Amelia me prepara una vianda, y yo trato de luchar contra el nervio que me da sociabilizar con las mamas del colegio.

 Soy una superdotada para hablar con un Ministro de la Corte, pero en cuanto empiezo a caminar para el colegio, no logro focalizar, todo se me nubla, trato de pasar como si fuera la mujer invisible. No resulta, siempre hay una mano buchona que me encuentra.... hasta que eso ocurre, me planto en el medio de la salida, cosa inútil si las hay porque este año las dos salen por el mismo lado, exactamente el opuesto al lugar donde dejé el auto. Se dan cuenta como desde el vamos actúo, no con capacidades diferentes, sino sin capacidad,  directamente, me anulo.

Ayer logré llegar bastante lejos sin que me vieran, pero Caro atravesó con la mochila gigante por el medio dela gente lesionando más de un pie, que hasta ese momento y lugar estaba resguardado, y por supuesto capté en dos segundos todas las miradas. Lo peor fue que me pusieron otra puerta en el extremo izquierdo de la salida, así que si o si tengo que ir a buscar a Agus por ahí. Entonces pienso cosas como que peor es lo que le pasó a Sandra Bullock en Gravity , cosas por el estilo que solo soportan los astronautas, yo solo tengo que sonreir y saludar. Pero lo hago de tal forma que todas terminan por decirme algo asi : ".....estás bien ? te noto acelerada, ya me saludaste dos veces ...." o "te acordaste de traer la plata del regalo para Laurita ? "....... Y yo justo dejo todo en el auto para poder cargar las mochilas y a esta minaaaa no la veo más hasta la semana que viene !. La ansiedad por salir huyendo me consume. Justo el día que 7° B, sale último, es el que encuentra oportuno una madre para sacarme conversación, con comentarios todos superpuestos, las dos sonriendo con desesperación pero atrapadas en el mismo ascensor (hace como quince minutos, que parecen una hora y me quedo corta), repitiendo estúpidamente ...."si la pasamos lindo en el almuerzo de hoy......yo traté de dejarlas solas porque se sienten importantes, después preguntale a Agus si fui muy pesada con ellas....." respuesta de lo más estúpida...."no te preocupes, seguro la pasaron bien.....que raro que tardan tanto en salir......". De golpe, enfrascada en idear un libreto para ser original con mi pobre interlocutora tan sacada como yo, escucho mi nombre  y alguien que me agarra el brazo.....Es Elo, la mama de Gaspi, compañero de Caro. Ella también nota, las pupilas dilatadas, los movimientos tipo convulsivos, las intensas contracciones musculares y la dificultad para respirar con coherencia. Yo siento descargas eléctricas en el cerebro. Entonces la escucho decir ".....hola ana estás bien, se te nota desbordada, necesitas algo ...", (si irme rápido). Trato de aflojar, contesto suavemente con pleno dominio de todos mis órganos como Patrick Duffy en el "Hombre de la Atlántida", que en seguida los tenía a todos bien organizados e impecables como un violín recien afinado. Sin embargo, él superó su condición, yo, me siento como pez fuera del agua, la última sobreviviente de vaya a saber que mundo. Claro que no soy de la Atlántida como él, pero claramente no pertenezco a éste o necesito medicación urgente para mantener una conversación fluida, sin hacer movimientos extraños.....

De pronto solo se escucha el viento entre los árboles, se ven caer las hojas del otoño y la gente se va disipando. Nos quedamos solas detrás de otra madre que conozco, pero caminando lento para no cruzarnos porque por alguna razón, en eventos hablámos inumerable cantidad de veces pero esta vez cuando intentaba saludarla, la cara mantenía una seriedad inoportuna, amnésica, tal vez a ella esperar en la puerta del colegio le causa otros síntomas porque me mira como si tuviera un alzheimer galopante, lo mismo otras que también dejo de saludar porque en el fondo me da vergüenza...

Creo que las puertas de los colegios, están hechizadas, porque todas nos comportamos como locas maníacas....

Vamos caminando hacia el auto las tres, con una tranquilidad ahora digna de vivir en Tilcara, el huracán ya pasó, se llevó el griterío y el alboroto de la salida......entonces aparecen dos últimos mensajes :

"Chicas para hacer un video para el cumpleaños de Mercedes, nos juntamos el martes o sea mañana a la noche para divertirnos y jugar con la música, las que puedan confirmen 21 hs. en lo de Marita. Llevar ropa onda gato fino, solo mujeres sin chicos  ni maridos. También traer yampein y compramos pizza y empanadas para comer....."

"Hola Ana, mañana después del colegio, a las 18.30 hs, podemos pasar a buscar a Caro para que venga a casa a jugar ?...."

Contesto el segundo......Para el primero me detengo a pensar, que no tengo ropa de gato fino, creo que de gato tengo poco y si voy, va a ser entregada como un ciervo en el bosque, aunque con una importante cantidad de yampein (como dicen ellas) podría hacer el acting de gato con pretensiones....... Por hoy, Buenas Noches
Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo