Parecería que algo estoy entendiendo........

12 may. 2014



No soy Julia Roberts, pero estoy así de feliz....Me hubiera gustado ser la única chica de Ocean s eleven, y terminar en brazos del antihéroe devenido en ladrón de tres casinos en simultáneo, y no volver jamás a la picadora de carne, que es ese trabajo al que pertenezco de carnicera sin escrúpulos... Prefiero a la mafia de los casinos, especialmente cuando el dueño es Andy García....

Se me ocurrió, que los malos son mucho más decididos para actuar. Tal vez los pintan como malos pero no son. Pasa que andan por la vida, sin ocultar su ambición, tal vez un poco desmedida. Pero hacen bien porque el exagerado al final obtiene lo que quiere....Pide mucho, y como en "El precio de la historia", terminan ofreciéndole algo tremendamente valioso, que sigue siendo mucho. Saben sobrar, regatear, negociar.....se conocen todos los cuentos, tienen a mano a media humanidad, letra no les falta nunca. Y bueno, a la hora de actuar, no se detienen en detalles que tengan que ver con una falsa moral o cuestiones éticas recontraconversadas, que dan vueltas amedrentando  cabezas vaciladoras. No, la de ellos esta limpia, tienen un guardaespalda en la entrada, que apenas deja pasar luz y aire fresco para que el ingenio recule felíz detrás de ideas poco convencionales pero que en fin.....dan buenos resultados. Capaz que se les va la mano con el rigor de su conducta pero para obtener determinadas cosas o llegar a cierto lugar no hay que dejarse ganar por la sensiblería de una película para llorar..... 

El otro gran problema, es que justamente hacen uso de técnicas que como mínimo hacen llorar, claro a los demás, a todo lo que no sea ellos.....cortan cabezas por acá y por allá, pero interín se muestran divertidos, cariñosos, hasta carismáticos y con problemas de adolescentes iguales a los demás....Pero a la larga se los reconoce. Nunca dudan, suelen cojear, o llamarse "El Albino", y tener algunas ideas perversas para personalizar la aplicación del daño, y no ser un malvado más....

Dolores umbridge, petisita, rechoncha, cara de sapo, zambullida en un rosa eterno, voz chillona......malísima dijo Agus cuando le pregunté por su villana favorita....miró a la ventana y sonrió.....

Me alegré, porque esos son los malos inofensivos, yo le temo a las madres chismosas, a las enamoradas de un imposible, a las despechadas, a los egoistas, a los violentos, a los que gritan, a los que dicen que no saben querer, a los que están tan locos que son impredecibles y erizan la piel cuando uno los tiene cerca. A los que padecen enfermedades mentales que rayan con una supuesta normalidad, que no es tal y de la que nadie sospecha.......Tampoco son malos, son lo que pudieron ser, sin posibilidades, y por eso los más peligrosos....Pero volvamos a Harry Potter, y a Dolores, que tengan todos unas mágicas Buenas Noches.....






Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo