Paseando con Margarita, parte I.....

29 sept. 2014












Margarita logró hacerme salir de casa en un día inesperado, y radiante de sol. Hoy es lunes, no fui al trabajo, pasé una mala noche, de esas en las que todo se ve mal y fuera de la trinchera te disparan a quemarropa, y se apodera de vos una recidiva de recuerdos que como la enfermedad parecían ya borrados y sin embargo ahí están, como si nada.....

Sol y bretona son una combinación molotov, uno se siente armado hasta los dientes y con un aplomo digno de película de acción, y sale..... Un poco mareada, agarrada a una bolsa, dispuesta a compensar la falta al trabajo con aprovechar para hacer las compras, cual digna señora de su casa. Pero más a tono con la terminología de guerra, digamos que voy a procurarnos un abastecimiento clase I, a conseguir todo suministro relacionado con la alimentación de animales y personas. Especialmente para quedar bien con Amelia, que no puede creer que nos deja solos un fin de semana y la casa, está abatida y saqueada.....

Primer obstáculo, día del empleado de comercio, todo cerrado....La bolsa, una arenga emotiva para despistados.....Evidencia absoluta de mi total desubicación, pero de mi gran valor ante la adversidad. Sabían que hay mucha gente que tiene miedo de sacar su perro a pasear ???, si les dijera que una de ellas es mi psicóloga, que a la postre se deshizo de su perro con un cuento, para que sus hijos no sufrieran... uds. no desconfiarían un poco ??. Ah si, eso voy a terapia.....empece un par de años después que se murió mi papa, me asusté eso es todo....y por alguna razón me aturdieron con eso de que me iba a hacer bien. Se los voy a describir así, cuando digo la verdad, confiando en que estoy sentada frente al mismisimo Dios o Buda, que todo lo comprenden siento que me ajustician sin piedad. La última vez que fui, me dijeron : bueno andá, que no te reto más.....Parece que me sale hacer todo mal una y otra vez, digo en general. Soy demasiado confiada, me madrugan, no me organizo, no entiendo que necesito más ayuda y tomarme mis tiempos para hacer lo que me gusta......(claro porque me consumo el dinero y los días justamente haciendo terapia)....y si invento un cuento a gusto, entonces la cosa cambia, resulta que estoy mejor, que cuando quiero puedo......La idea es esa mas o menos.
Mejor volvamos a Margarita, (lo de terapia en mi caso es para blanquear  y obtener ansiolíticos a piacere). La cosa, es que la cachorra, me marcó el paso, bajé la guardia, caminé lento, me olvidé de todo por una hora y sin costo alguno, incluso me divertí. Resulta que la gente te ama o te odia, si te ve con un perro, y ya sea para mancillarte o darte ánimos todo el mundo se te acerca. Es lo mismo que salir con un bebé..... 

Los peores obstáculos son los perros grandes y los paseadores.....pero en ningún caso me amilané, (un poco me achiqué cuando se nos venía encima un rottweiler que justito estaban entrenando) y ellos tampoco. Todos controlamos a nuestra gente, digo perros ! Desde luego, el comentario ácido provino de una anciana bastante cruel......y claro, por la espalda, justo en el momento que feliz lograba llegar a la plaza....Nunca viste a César, el encantador de perros ?Digo porque la estas llevando mal a la perra. Tiene que ir con el lazo corto y pegada a vos.....yo no tengo perros, nunca los quise, pero vos tenés que ser cuidadosa. Respuesta en un punto crítico de arrebato : Si pasa, que yo no soy Cesar, no vivo de y para los perros, tengo dos nenas, casa, Amelia, marido y trabajo  !!! y para mi, nos estoy llevando de puta madre ! Margarita sentada que está el semáforo !.....Buenas Noches













Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo