Cuna de gato......o la gran emboscada....

31 oct. 2014

Kurt Vonnegut es toda una genialidad.... dice cosas como:
"El verdadero terror es despertarse una mañana y descubrir que tus compañeros de instituto están gobernando el país "
Yo misma, he vivido esa sensación, parada en la mesa de entradas de una sala en grado de apelación, hablando con un abogado que con mucha preocupación, me cuenta de su gran problema para notificar a una parte sobre el trámite de un expediente. Me dice, doctora, y por dentro me sonrío, yo doctora ?. Lo escucho, entiendo su dilema y trato de explicarle como podemos hacer. Pasa que hay un miedo, producto de la ignorancia y la inseguridad, que nos prohíbe decirles algunas cosas a los abogados.
Por ejemplo, cuando uno no sabe la respuesta a lo que ellos preguntan, tenemos esta frasesita :" Dr., el abogado es usted, yo no le puedo decir como tiene que llevar el trámite de su expediente".....es vergonzoso pero ante un abogado junior suele funcionar porque está tan asustado como uno. O directamente no sabe, que debe hacer y en realidad busca ayuda en la supuesta experiencia de esta nena metida en un cuerpo de mujer.....que entiende que todo es una gran broma y quisiera decirselo.....

También apelamos a frases tipo : "Mire Dr. la persona que lleva su expediente no está viniendo, pero yo me comprometo a mirarlo y apenas se reintegre, comentarle lo que pasa, cualquier cosa pregunta por mi y calculo que para el viernes puede ser que esté". O bien "mire doc, esto es una sala, no hay un solo Juez, el proyecto de resolución está circulando, porque los tres tienen que estar de acuerdo y después vuelve a circular en limpio, así que yo le diría que vuelva la semana que viene y no, no le puedo adelantar nada"........Entonces, cabizbajos se retiran a sus madrigueras, donde son rastreados por clientes zorros que al conservar todavía el sentido común de la gente normal, no les creen ni por casualidad tremendos disparates......Tiendo a pensar que la gente común, por ejemplo mi mamá o hasta les diría Horacio, el jardinero, Gustavo el albañil o la inagotable Amelia conservan la cabeza en su lugar  y los que han estudiado una carrera en la facultad, tal vez los más académicos tienden a enredarse en tecnicismos inútiles que nadie termina de comprender y se caracterizan por su falta de practicidad......
Ahora volviendo al tema del sustazo, de hallarme en una edad extraña, simplemente porque no me siento muy adulta o yo pensaba que se trataba de otra cosa. Posta que para mí, los adultos adultos no existen, hay gente un poco más comprometida, estudiosa y responsable pero en general, creo que todos estamos en un limbo de una edad aproximada a los 12 años caprichosos,( edad real.... ). En lo único, que suelo sentirme adulta, es cuando escucho a Carolina con un tremendo broncoespasmo, y el corazón se me frunce como una pasa de uva. No me banco la impotencia de no saber que hacer. Creo que un adulto enserio, reconoce sus propias limitaciones. También hemos ganado en experiencias, que son el cimiento de todo tipo de perversiones, ventajas y corruptela que se nos da fácil, capaz volvimos a la crueldad y la insolencia salvaje de los 5 años, en algunas cosas........
El mayor susto me lo llevé, en una reunión de exalumnas. Me tocó sentarme al lado de una compañera, que ahora es la Directora del Colegio. Solo, saberlo, me reconforta no haber mandado a las nenas ahí. En principio, lo hice porque no tolero a las monjas, salvo a las que de verdad hacen tareas absolutamente altruistas, en general no creo en ellas. Durante los años de colegio me salvó mi reputación de buena alumna, pero fui delegada del centro de estudiantes y les armé unos quilombos padre !. Nunca conocí, gente con tremendas posbilidades de mejora personal, y sin embargo tener menos idea que una pared de cemento.....

Bueno volviendo a compañeras, ahora Directoras y maestras de mi propio excolegio, me imagino que pensarán que aún cuando haya conocido su falta de lucidez y mediocridad en años de adolescencia, la gente cambia y no tengo por qué Juzgar y estigmatizar. Claro, ya se que no es imposible, que hayan logrado gracias a otras cualidades (desconocidas para mi) moverse con cintura en los cargos que asombrosamente, ahora ocupan......Sin embargo, me permito detonarlas en este acto.
No soy frívola, pero ver a personas de mi edad vestidas de señoras de 60, con olor a naftalina, pañuelos extraños, que no dan con el resto de la ropa y un perfume, que puede causar un infarto, son pistas importantes para cualquiera que se precie de gran investigador. A continuación, le sigue un diálogo, una conversación que demuestra que no han salido nunca del Colegio, la manera de hablar tan lejana a la actualidad del mundo, me permite decirles de manera categórica que sinceramente asustan...... Este grupo es el encargado de formar a los chicos. En ese sentido coincido con el bueno de Vonnegut.....Dudo que mis compañeritas estén preparadas para comprender y definir la personalidad de los más chicos. No creo, en ese sentido, que se instruyan en cuestiones que les generen la inquietud de mejorar valores en los más jóvenes, tal como lo propone una filósofa búlgara, de la que estas chicas e incluso yo, no tenía ni noticia :
"El joven moderno necesita ideales y, en una sociedad en crisis, no solo europea sino mundial, nadie se los propone. Porque los ideales han desaparecido. No es como en nuestra generación, cuando teníamos la suerte o la desgracia de creer en el Che Guevara y un futuro mejor. Los jóvenes actuales no tienen ese simulacro de religión que eran las ideologías. Ante esta ausencia, se encuentran tironeados entre carnadas tóxicas como las drogas o el vandalismo, enfermedades psicosomáticas o la tentación religiosa que provoca el espejismo de una solución" Julia Kristeva...
No quiero subestimarlas, de hecho yo me incluyo, (como parte de una generación que consume más de lo que piensa), pero he conocido compañeras que han tenido que estudiar matemática de cuarto grado, y han cometido errores en el pizarrón, que ninguno de los nenes ha notado......
Antes de seguir, echando maleficios por doquier dignos de bruja negra, me voy como hada inofensiva, silbando por este costadito a hacer un pan de banana con nueces pecan.....
Ojalá dejáramos de pretender ser adultos y anheláramos llevar una vida extraordinaria que nos hiciera como humanos, mejores personas....Sin embargo, por momentos nos encuentro como unos adultos mentirosos, con más pretensiones que sentido común.
Como dijera alguna vez Adolf Hitler, según el impagable Pablo Bernasconi :"Que la mentira sea grande y sencilla, no dejes de decirla y en algún momento se la creerán...."
Buenas Noches.
Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo