Diy......como escribir un post en tres minutos....

29 oct. 2014





Si, como lo leen, es posible cocinar en tres minutos, decorar, dibujar....lo imposible es llegar en  tres minutos al centro.....pero es muy posible subirse al auto 7.15 hs. de la mañana y llegar a las 9, de ahí al infarto, los temblores y un posible ACV por un terrible dolor de cabeza hay apenas unos pasos más. Otra vez cortaron Corrientes y Callao, pero no me quise hacer la pícara, no me quise rescatar, hasta el último minuto me repetí una y otra vez que no podían estar los 5 gatos locos de siempre cortándome las ruedas......Ahí estaban, pero eran un poco más tal vez, unos diez......seguí a la turba de autos y cuando doblé en Callao, me prometí hacer un piquete yo, ser una transgresora cruzarme al carril de la izquierda, zona de taxis y colectivos, para doblar y retomar para volver. Lo hice sin culpa, como Kevin Costner en  "Tres días para matar", con mucho agrado lo estaría convocando para un trabajo de medio día, con suerte liquidamos a todos y todas.....

El regreso, fue menos accidentado, pero mi casa sigue siendo lejos del trabajo. Salí tarde y con lo justo para tener un margen de 20 minutos antes de volver a salir para llevar a Agus a teatro. Caro quería dormir, pero no le quedó otra que entregarse al asiento de atrás cuan larga es.....Se durmió. Mientras manejaba recordé que no había almorzado, lo que hubiese querido. Tomé la bolsita de vianda que les manda Amelia y encontré unos nachos....a la vuelta por Juan B. Justo, descubrí en la guantera, uno de esos objetos pequeños que deben tenerse a mano : una barra de cereal de quinoa con chocolate y frutos rojos, descarte de alguna maratón de Marcelo. En segundos di cuenta de ella, el sabor era extraño. Ya en casa, me empecé a sentir mal, la barrita de cereal era para astronautas, me quise sacar el sabor con otro más dulce y rescaté un pedazo de torta de merenguitos con crema y dulce de leche que me encontré en la heladera. Ahí si, un poco me calmé. 

Entonces, decidí que esa hora que me quedaba hasta que el resto volviera a casa,me iba a tirar a no hacer absolutamente nada.....excepto ver TV. Después de lidiar con programas de chismes impresentables, me encontré con que tal vez pudiera  solucionar mi vida en 3 minutos. Me quedé ahi, con la mandíbula por el piso mirando embobada cómo una chica usaba una tartera como reloj y hablaba de una pintura de transferencia para pasar una estampa, como motivo del reloj, otra animaba de verde, violeta y naranja una alfombra color natural......también tardó aproximadamente 3 minutos.....a eso le siguió una jaula que devino  en lámpara, para terminar con unos bastidores cubiertos de bordados al crochet y unas perchas forradas con cordones dobladasy pegadas en distintos colores sobre una madera como perchero.....Y todo, todoooooo en 3 minutos. Detrás vino Santiago que también cocina en minutos.....y entonces fue que me animé a escribir un post señores, en 3 escasísimos minutos..........voilaaaaaaa! . Me volvió el alma al cuerpo, se que no puedo llegar al centro en tres minutos, lamentablemente no tengo un drone y aunque lo tuviera se supone que no va tripulado......pero miren la de miles de cosas útiles que les puedo hacer !!!!! Buenas Noches
















Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo