Dramàtica......Puff

9 dic. 2014


Agus se acaba de ir, de viaje de egresados a La Cumbre, Còrdoba. La que aparentemente està en la cumbre, es Linda Carter, la mujer maravilla, parece que además de todo lo que ha logrado hacer sola, bah sola no, para algo tenía el lazo de la verdad, el avión transparente, el único bombachudo que le ha quedado sexy a alguien alguna vez, y las muñequeras que ya ni recuerdo para què le servían, pero le eran muy ùtiles....... Tal vez, a mi me vendría bien el lazo, ese de la verdad. En lugar de seguir en la felicidad de la ignorancia, de pronto quiero saber la verdad de todo.....justo ahora a fin de año. Pero como les decía, parece que la mujer maravilla también canta, y para colmo lo hace muy bien......Yo quisiera hacer cantar a màs de una de esas que se pasan de amables, y sonríen en eventos a los cuatro puntos cardinales, mientras cual terminator escanean imagen a lo pavote. Ahí claro me hago la Diana Prince, para pasar desapercibida y escurrirme de las garras de la bruja Circe.


Pero no puedo, no solo desaparecen mis superpoderes sino que  mi propio cuerpo me ataca, sumergiéndome en un mar de torpezas e incoherencias al hablar (intentar hablar). Pongamos este ejemplo, en la fiesta de egresados de fin de séptimo grado, la pobre Diana (que en este caso vengo a ser yo) fue confinada a la mesa de aquellos personajes con los que el resto no quiere estar, dígase padres extraños, y exmaridos con novias nuevas. Eso porque soy absolutamente maravillosa y cuando me preguntaron con quièn me gustaría sentarme dije sin prisa y sin pausa : Yo me llevo bien con todas !, no se hagan problema. Y, ahí nomàs fuimos a parar a la mesa de los excluidos.....eso sì pegada a la de los padres màs amigos, precisamente los de la comisión organizadora, que de reojo miraban muertos de risa mi cara y la de Marcelo asombrados de semejante ubicación. Sin palabras....Así empezó la noche. Sin embargo resultò que los padres extraños no solo no lo eran tanto, sino que eso èramos exactamente para ellos.....Nosotros para ellos èramos verdaderos personajes de comics, por supuesto border con los villanos. La fiesta fue un poco excesiva para nenes que terminaban séptimo grado, un salòn precioso en San Isidro, cerca de los amarraderos. Sin embargo pasaron como siempre todo tipo de música y claro al principio volàmos a bailar con padres amigos, cosa que no se nos pegara la etiqueta de familia nerd. Grande fue nuestra sorpresa cuando con horror, volvimos a sentarnos y después de un rato la mujer del matrimonio, con la marca de la letra escarlata exclamò : "Que vergüenza, ponerse a bailar a la altura de los chicos, encima música berreta......". Ahí, de los dardos me salvaron las muñequeras. Media hora màs tarde estábamos hablando todo de corrido, con la pareja nazi y por momentos hasta  disfrutándo de la conversaciòn cuando el marido (del dùo dinàmico) confesò al escuchar a Marcelo, que èl  también hacìa remo desde los catorce años, y bla bla bla......lo suyo no era como pensábamos la arrogancia de la intelectualidad que no baila.....Era un enorme combo de sabiduría deportiva, mezclado con filosofía y letras.....

A eso de las tres de la mañana me querìa ir con ellos....Carolina se me había dormido a upa, lo mismo que el resto de los hermanos chiquitos en los regazos de los respectivos padres o en sillas improvisadas como camas......Cruzamos la discusión de rigor con Marcelo, porque igual que nuestro sorpresivo buen amigo de la mesa, la mujer maravilla estaba sintiéndose atada con su propio lazo, y esposada con las benditas muñequeras, en una palabra perdiendo energía desesperadamente......Y se querìa ir a la isla, con o sin hermana, a dormirrrrrrrrrrr!!!!

Por supuesto, Diana Prince es prudente y razonable, así que claro el argumento sobre Agustina y quedarse en su fiesta hasta que terminara era imbatible. Entonces apareció, para quebrantar el sosiego que el Trumpeter merlot había creado a su alrededor, una de las novias de ex marido. A la pobre la habían destrozado apenas puso las piernas en el salòn,  parecía un arbolito de navidad, con un collar en forma de serpiente y aros enormes. El vestido era de un rosa chicle con brillos, que dejaba ver las piernas y se cerraba detrás cual sirena. A falta de màs cosas tenía un cinturón tipo cadena dorado, que marcaba con deliberado énfasis una cintura ya entrada en años. Las carcajadas del resto eran imposibles. Y a las cinco de la mañana, adivinen quien hablaba sorprendida con ella ? Si yo, que descubrì una persona extraordinaria con un vestido horrible, para nosotras .....ella lo llevaba con absoluta naturalidad, y era muy ella..... Una vergüenza, 43 años y con habilidades de adolescente. Acà metió la escoba la bruja archienemiga de la lucidez de la mujer maravilla......y se meneò sonriendo, porque no se si les dije, pero los villanos siempren tienen màs los pies sobre la tierra, a los superhéroes los arruina el excesivo idealismo.......Acà les dejo algunas fotos......









 
Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo