Noche de miércoles (literal)....

15 mar. 2015



Agustina duerme desde las seis de la tarde mas o menos.....son las 11 de la noche, no cenó. En general fue un día malo, salvo porque Néstor, mi novio judicial (60 y pico de años, mi mano derecha en el trabajo) me puso no se que rociador o crema y me hizo masajes en la sala. No piensen mal, Néstor es el último bastión de generaciones pasadas que ya no existen, y lo está fulminando un cáncer .....entonces jugamos a esto de los novios...simplemente porque es un hombre querible aunque esté totalmente loco y tan buena persona como no he conocido a ninguna antes....su mujer Carmen lo adora y hay que escucharlos hablar por teléfono, especialmente a él con tanta dulzura, después de tantos años. Claro que la envidio, no por el hombre sino por el respeto de ese hombre y su compromiso a prueba de balas.Es tan dificil encontrar tanta incondicionalidad....tanto valor... El resto del día fue corrido como los demás, sin perjuicio de lo mucho que me salvó mi hermana y Nora una mama del Colegio que me trajo a Agus a casa, mientras yo hablaba con la segunda persona que me adora y viene corriendo cada vez que lo llamo : Gustavo el albañil.....Claro que lo llamé yo, la casa se cae a pedazos...."Hola Ani, (me reconoce de una), hola Gustavo, tengo un despelote en la casa, y ahora soy sola, me separé, o no se Marcelo se fue....yo sigo sin entender mucho pero lo cierto es que necesito un hombre. No lo puedo creer, me respondió, bueno ani, después me contás, a eso de las cinco estoy por tu casa. Llegó puntual, y le digo mirá Gustavo, la pileta donde lavamos los platos pierde a lo pavote....la cerradura de la puerta de entrada de tanto portazo perdió uno de los tornillitos y floja se bambolea de un lado para otro....hay que pintar una pared de la habitación de agus, que está llena de manchas donde pegó posters con cinta scotch.. Y resulta que no puedo poner el foco de uno de los faroles del frente de casa, me trepé y la gente se reunió debajo como si fuera a suicidarme....Ese día me arregló lo del foco de luz del farol, y lo de la cerradura de la puerta. Hoy la pileta dejó de perder y el lunes viene a pintar.....

Agus se durmió primero en el sofá del comedor, así que mi hermana- como yo ando sin auto- me vino a ayudar (otra incondicional)....A caro había que ir a buscarla al cumple 19.30 hs., en la casa de Mariana con pileta y cama inflable que yo le recomendé....Eran las 18 hs. , asi que decidimos caminar y sacar a pasear a Margarita. Llegamos después de casi una hora de caminata y nos derrumbamos, el calor nos consumió a las tres.... Agus seguía durmiendo....A las siete en punto salimos a buscar a Carolina al cumpleaños. Mi hermana me dice, "bueno, para donde es ? puff, no me acuerdo la dirección.....fui como mil veces, esa es otra pista de lo prematuro de mi estado de alzheimer.....pero algo me acuerdo, asi que nos largamos .....y llegamos !!!!, de memoria ! ahí tenés tomá alzheimer todavía no me vas a encontrar ". 

En realidad debo confesar que me encontró, porque ese miércoles diabólico de cumpleaños cruzados, y nenas desmoronándose de cansancio, se me borró aquel mismísimo día. Hoy es domingo, dejé pasar unos días para que la sangre circule y me devuelva alguna imagen. Ló último que recuerdo, es un despelote de chicos, una pileta, una cama elástica y una nena llorando porque se le había clavado el aro de otra nena en el talón ???. Ah y la cara de horror del papá de la cumpleañera ( reconocido médico especialista en nefrología) tratando de sacarlo con una pinza de depilar........

Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo