La mala suerte......

4 jul. 2015



Son las 20 hs., estoy viendo un noticiero. Mi abuelo miraba las noticias sin parar y yo no entendía por qué sumergirse en esa escandalosa realidad, habiendo mil peliculas y series que proponían milagrosas posibilidades de modificar un mundo que parecía demasiado estructurado, tieso y vetusto....No entendía esa ausencia absoluta de sueños ....Ahora se algo de política, parece que la cuestión es controlar el congreso y aprovecharse de la memoria a corto plazo que tenemos todos.... Bueno, eso nada más....

Mi edad sabe un poco más de otras cosas....En estos últimos cuatro años perdí a mi papá....algo tan natural me tomó por sorpresa, en ningún momento  tuve conciencia de mi edad y de la de él. Tengo una bretona colorada de ojos claros....tampoco me pareció raro comprarla cuando mi ex unos meses antes de dejarme me llevo al culo del mundo porque había reservado una cachorra para las nenas por Mercado Libre, según él en un criadero que  a medida que  nos acercábamos se pareció más a un barrio de provincia de muy bajos recursos y una villa. Y resultó que el criadero era una casa con un pasillo infinito, que terminaba en una habitación con una chica amamantando a su bebe, un par de nenes semidesnudos corriendo en círculos entre una camada de cachorros desorientados. Una mesa, un par de sillas y una heladera vieja....La eligió Marcelo, le puso el nombre y cuando preguntó cuánto era, me señaló a mi y fue tal mi sorpresa que pagué sin chistar......Mi cuñado nos había dicho que no nos apresuráramos, "vayan con alguien que sepa de perros...porque a veces les venden animales que no están bien....". Margarita tiene arritmia, una hernia y una deformación en las tetillas que es muy probable  que le impida amamantar en un futuro.....Nunca tuve perros. Los dos  primeros días de febrero, Marcelo se fue y nos dejó solas a las dos.....El resto de mi pequeña familia estaba en Mar del Plata.... 

Le debo mi vida y mi frágil salud mental a la compañía de un perro, a dos Noras, una Laura, una enorme María Eugenia, una hermana y una mama preciosas.....una agustina que casi es mi mama, y carolina una bebe que nos mantiene unidas con más pie de plomo que todas juntas. También hay una tía Juana, una prima Florencia, una Sonia Yugoslava......un albañil que se llama Gustavo, una Amelia que cuida plantas, perros y nenas cuando no me llama en el peor momento de mi vida para decirme que se enfermo y que del miércoles en adelante no puede venir. Esto pasa, un día saliendo para el colegio a las 7.30 hs. de la mañana, cuando milagrosamente la noche anterior le había dejado todo organizado : Plata para la chica que viene de la carnicería, para Rodo el paseador de Margarita (yo casi no puedo salir con ella....), para el jardinero que venía con seis bolsas de tierra  y para el chico del agua......Cuando llamó me quise enojar, pero no pude....apenas se me noto la voz un poco torcida, hosca, seca....Justo que había sacado a Margarita al patio y le había preparado la comida y el agua.... 

La primera en piar fue Carolina cuando le quise dar plata para comer en el colegio..."No mami, quiero ir con la tía y la abuela !"....empieza el acting ese que termina en un llanto imposible. Pero son las siete de la mañana están durmiendo Caro !!!. Banquito : Llamo...Me atiende mi hermana sobresaltada.....no te preocupes no paso nada grave....bueno en realidad si....Amelia no vieneeeeeeeeeeeee!!! Caro puede salir a almorzar con ustedes al mediodía ??? Si epp....si. Ok volvete a dormir. Se van con Marcelo....Vuelvo por Margarita total Amelia no viene, y yo tengo blando el corazon....Dicen que va a llover y hace frío. En dos segundos me acuerdo que Agus me dijo que no quería ir a tenis y yo no llego a buscarla al colegio....Saco de la heladera el iman con el número de la carnicería ya casi son las ocho menos cuarto. Corro al auto, entonces el día se planta como venía, llega a la curva y quiere descarrilar. La camioneta no arranca, pruebo hasta seis veces. abandono, pienso rápido creo (hace rato que básicamente no pienso, me cuesta rápido). Se que si quiero taxi ya es tarde, aún caminando a Beiró, todo me queda lejos y no puedo faltar porque tengo que hacer el sorteo para los camaristas (bah en general no puedo faltar, ahora soy una talibán de la justicia...soy fácil para convencerme de algunas cosas).....entonces me acuerdo de Adrián, separado igual que yo, capaz está dejando a los chicos en el colegio....se que le gusta ir en tren, y hasta ahí llega en auto. Último recurso lo llamo, me atiende y escucho un bullicio de colegio efectivamente está dejando a la nena....Adri, se me quedó la camioneta, vos ya saliste ???.....silencio....no, estoy dejando a Jazmin, queres que te pase a buscar ??? si, podés ???. Bueno Anita, pero después seguimos en tren (pobre el no sabe que a mi a esa altura no me importa nada)....dale todo bien. "En veinte minutos estoy ahí maso". Vuelvo a entrar y me quedo acurrucada con Margarita a upa..... me doy cuenta que la casa no está en las mejores condiciones, solo queda el sillón en el que estoy con la bretona, el resto del lugar se ve como el escenario de "walking dead" pero los cadáveres no son personas, son muebles......Pienso en la puerta trabada del baño de las nenas y la ropa sucia que está en el canasto adentro....Justo que estaba feliz por haber arreglado el problema del gas....La bocina me descoloca....agarro la cartera y ahí está Adrián. Al final decidimos ir en el auto, total no hay que pagar garage, yo tengo la tarjeta para entrar con el abono. Llegamos tardísimo y yo como una dama anuncio que es todo culpa mía...

Mi escritorio está rodeado de expedientes....Alejandro me trae el cafe, como todas las mañanas y soy feliz por un rato. Entonces empiezo a buscar el imán de la carnicería y el número del teléfono del jardinero, no los encuentro por ningún lado.....siguiente....llamo al profesor de tenis, y se muestra muy comprensivo con la situación pero quiere que compensen otro día....sisisis. Llamo a mi hermana, pero esa tarde no puede ir a buscar a nadie. Hablo con Leonardo del micro para que al mediodía  le entregue la pequeña Carolina a mi hermana, su tía....es más fácil hacer eso, que pedirle que vaya a buscarla directamente...no entienden, no ??? Leonardo la saca como para llevarla al micro y en realidad se la entrega a mi hermana....Viene la Doctora Hernández para saber si ya empecé a hacer el sorteo, largo todo y le digo que si......empiezo a buscar expedientes. Preparo la pila de ella y vuelvo a la cartera, yo se que el imán de la carnicería tiene que estar !!! Llamo a una mama para que me alcance a Agustina a la tarde, le explico que se me quedo la camioneta y no llego a buscarla, ella me cuenta que tampoco, pero que le va a decir a la colorada, a Paola o a Fabian si nos pueden traer a las dos. "Olvidate yo me hago cargo, alguno te la va a alcanzar". Me olvido como puedo....preparo la segunda pila la del Dr. Dominguez....suena el celular, número desconocido....es el jardineroooo ! soy feliz. Dice que está con mi vecina Amalia y con la chica de la carnicería !!! y que nadie les abre, pensaron que me había quedado dormida porque la camioneta estaba en el garage !. La chica de la carnicería no tiene problema, paso yo a la tarde. Amalia, la vecina tampoco tiene problema en quedarse con las bolsas de tierra hasta el martes que vuelve el jardinero......me empieza a cambiar la suerte !, un rato....hasta que descubro que falta una sucesión que vino para una acción de colación que tiene que resolver la Dra. Hernández. Efectivamente Claudia mi compañera reconoce que ella la devolvio al juzgado porque se la pidieron....con el sobre de documentación reservada....silencio de tumba....nadie le quiere decir, viene Javier nuestro Jefe secretario....el le dice....no, es mi responsabilidad pero si Claudia le explica mejor y me acompaña ???.....no quiere prefiere que la mande en cana sin participar ni defenderse....no lo puedo creer tengo cuarenta y cuatro años y estoy como apichonada en el rincón para dar un parcial en la facultad.

En el camino, pienso en eso de la mala suerte, por qué le dije que no a la gitana aquella noche que salí a comprar una pavada y me lleve puesto un auto marcha atrás después de rechazar que me la tirara o lo que fuere. Qué era lo peor que me podía decir....que me iba a pisar un tren al día siguiente ???? Por ahí me vaticinaba algo mejor...... Y entonces pasó eso....nada, no pasó nada le expliqué a la Dra. Hernandez y me dijo que no me preocupara que le consiguiera el expediente para el día siguiente, ella estaba con un divorcio.....quise decirle que yo también pero volví aliviada a preparar la última pila de expedientes con la mitad del día solucionado....me faltaba la tarde....Pero ya me había cambiado la suerte !....

Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo