Eso, al principio todo es garabato.......

2 sept. 2012

Por el garabato se empieza señores !!!!, lástima que me enteré tarde....Si, por alguna extraña razón, yo fui de aquellas pequeñas personas que entre los 6 y los 10 años, veían a una compañera hacer un flip flap en el patio del colegio, o caminar con las manos haciendo la vertical y pensaba en una superniña nacida con habilidades innatas. De hecho, aún cuando yo misma era conducida sin discusión al Collegium Musicum los sábados por la mañana, a dibujo, a tenis, a natación, a Ingles etc.....siempre supuse que eran intentos fallidos de mis padres, que trataban de transformarme en algo que no podía ser. En efecto en mi pasada por el Collegium, teníamos una cantidad de materias los sábados por la mañana -donde por razones obvias odiaba ir - (y sino son tan evidentes, estoy hablando del madrugón del sábado) aunque recuerdo siempre sábados de sol,  no me pregunten por qué, y tambien una sensación de felicidad en mis papás, que me arrojaban en Belgrano R, ahí cerquita de la vía, y se desparramaban en un lindo cafecito para esperarme, después de una deliciosa caminata.Eso era lo que contaban ellos que hacían, con una sonrisa de cabo a rabo. Mi papa quería ser Director de Orquesta, me llevó al Colón con todas las intenciones de hacerme bailarina, pero imagínense, por ese entonces yo me veía lo suficientemente extraña, como para abandonar las pocas características  que suponía, me acercaban a las del resto de nenas, nivel standard de 10 años ....Quería ser igualita sin errar en nada a lo que yo consideraba el resto del mundo que nos rodeaba, asi común y corriente "más rara no". Si, loca mal. Me ofrecieron todo, y yo lo resumí en dos tonterías :"RARO + IMPOSIBLE". Ojo, hice todo, pero como resignada, con la idea fija de "como cayó quedó", el que pinta nace sabiéndolo, lo mismo para tocar algún instrumento, y eso que aprendí a manejar cualquiera....me daba risa porque mi papá se asombraba y todo el tiempo me preguntaba como hacía para leer partituras, para él era no sólo maravilloso sino insólito a mi edad - como leer ideogramas chinos -.....Sin embargo, imborrable el recuerdo de pasar corriendo por un auditorio, y detenerme asombrada por el sonido de los violines o correr escaleras arriba y encontrar un par de amigas para sacar de oído una canción antes de empezar la hora de lenguaje musical ?. Yo no me tomaba enserio, ni lo que estaba haciendo.....Siempre pensaba que la música era la otra, mi amiga o alguna compañera más rápida en sacar las notas de una canción, yo solo estaba ahí, con esa idea esculpida en la cabeza de pura piedra : que se nace siendo bailarín o director de orquesta.....Rendida pero cumpliendo. Por ahi, tambien pasaba que cuando tenía fascinación por algo en lugar de decirlo, simplemente esperaba que me notaran, por ejemplo una pavada : pero digamos 7 años, expresión corporal con Pelusa, me maté haciendo de árbol, que movía sus ramas con el viento, que se inclinaba con la fuerza de un tornado, pero nada, para Pelusa era una clase y una nena más ! Lo mismo en dibujo, yo no sabía que aprendía una técnica, porque la profesora que era un personaje de barrio mayúsculo, sólo se ocupaba de decirme que haga un señor con crealina o algun cenicero, o que dibuje lo que se me ocurra y todo lo que me salía era tan pobre.....tan poca cosa, no me daba cuenta como hoy que los dibujos de los nenes son recool, pegan para ilustrar cuentos o hacer páginas web, igual ahora lo pienso y la verdad que lo mío por lo menos en esos primeros años daba para desalentar y mantener la idea a flote....En la escuelita de tenis, mientras me prestaban la Prince Pro del profesor andaba bárbaro, además me gustaba un chico para que mentir, asi que alli el entusiasmo se coló por otro lado....después se fue diluyendo, sobretodo cuando mi papa feliz apareció con una Slazenger de madera, en realidad fui a comprarla con él prometiéndole en todos los idiomas que no iba a abandonar, y como siempre y aún cuando el profesor le había explicado cuál debía comprar, el se encajetó con las pocas que quedaban de madera....nostalgia no se qué,  siempre al revés (como no me iba a pensar extraña). Asi que acostumbrada a la Prince, la Slazenger se cobró todas las risas de la banda, era mucho más chica me costaba un montón embocarle a la pelota, calculaba todo en cámara lenta y la pelotita pasaba de largo...al final como haciamos en esa época abandoné, sin decir nada, en ese entonces los padres no nos daban tanta bola.Pero ahi hubo más intermitencias porque sin darme cuenta, yo solía pasar por la canchita, y para mi asombro el profesor me corrió un par de veces hasta la esquina para decirme que volviera, me daba pena él y al final volvía....la última vez dejé  a pesar de enterarme por uno de mis compañeros que el nene que me gustaba había preguntado por mi, él solo venía a mirar porque vivía al lado...un halago nada más, ni eso me creía del todo, así que no volvi ni a pasar por ahi. Despues creo que a los 13 años empece otra vez y jugué un par de años más....Como es posible que uno se haya pasado media vida por la mitad, pensando que no podía hacer más ???? Los padres ? tal vez pero me hicieron buena (de esas en palabras de hombre para describir la candidata a una cita), porque ellos eran buenas personas, ambos muy tímidos aunque no lo parecían, yo les diría abrumadoramente tímidos !!! y con mil preocupaciones encima como las que a mi ahora me dejan sin aire..... pero dejaban la vida en hacérsela placentera a los demás...mamá lo sigue haciendo. Pero bueno algun defecto debían tener, mi hermana consiguó aprender a arreglar cualquier aparato que se le pone cerca, papá los desarmaba y no sólo no conseguía que funcionaran sino que no los podía volver a armar, lo mismo colgar algun cuadrito doscientos agujeros y el cuadro por fin....debajo, como si los soldados de Combate hubiesen arremetido  a mansalva contra la pared, y asi mil cosas, y la última que les cuento. Decidí, para mi cumple 12 años, comprarme una bici, queria una de carrera como la de mi mejor amiga, fuimos los dos había una de esas pesadas enorme colorada con un cestito blanco adelante para llevar cosas, no hubo forma la nena terminó sin aire empujando a pie la bicicleta percherona, pero para él lejos la mejor. Salíamos con mis amigas y yo no lograba alcanzarlas, las perdía.....al final terminé con la de Ariel, el hermano de mi amiga, más ágil y más liviana pero con el caño en el medio.....que se yo esas cosas que te hacen reir ahora, pero que en ese momento te acobardaban....Como dijo Valentin, los personajes son ficticios y la bebe en realidad es una muñeca.Vimos Batman: El caballero asciende, super recomendada como el libro de los garabatos, comimos chomp y Carolina literalmente fue más allá y logró mucho antes que yo, hacer que el garabato tomara forma....Agus tomó hace rato la delantera y yo como el resto de los adultos todavía garabateamos....


Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo