Amelia ya lo sabe !!!!!......

14 oct. 2013








Los lunes siguen siendo una pesadilla, no importa donde esté.......En casa, Amelia. Resulta que ahora ella se ha vuelto mi jefa. Me he descubierto con el corazón en la boca, al escucharla decir "Que le pasó a Caro en la uña del pie ?" y pensar "Dios que le digo, pensé que de ésta zafaba....No es que le tenga miedo, le tengo respeto como al mar y al río. El que le tiene terror es mi cuerpo, que despegado de una cabeza sin norte, empieza a temblar, a sufrir temperaturas de más de 30° F, un calor desmesurado, como si estuviera a punto de rendir un examen. Encima, me olvido todo, mi memoria recuerda historias de hace una semana pero nada de ayer o anteayer....entonces la maestra ante el titubeo mira con desconfianza.....La remo, y me alivia, me acordé !!!!! Entonces, entusiasmada me pongo verborrágica pero las palabras atolondradas salen enredadas y dicen algo así : "Cayo, pie endode Pilar......". Respiro (aprendo rápido, duplico neurona) "Perdón, quiero decir, ayer fue a jugar con Pilar a la salida del colegio y cuando la fui a buscar, la mama de Pilar me dijo que se había pegado el pie con el marco de una puerta, no te preocupes ellos son médicos, me dijeron que no era nada" (Odio empezar disculpándome, y la verdad no son médicos, creo que él, es especialista en nefrología y me dijo que le habían puesto una curita)" . Respuesta : "Ah y de como dice que le molesta ahi tanto ???". Pienso : Caro como me haces esto, después no me alcanza ni la osa para dormir y digo :" Caro vení que te miro el pie ?!!". "Mami, no me duele, quiero que me saques la curita que me molesta!" Vuelvo a respirar y la saco en dos segundos.

Sigue el interrogatorio, y yo enceguecida por la luz, pensando que no se de qué me habla....... "La nena no trajo la lunchera tampoco", rebobino, flashes de una mujer y una casa cerca de Av. San Martin y yo puteando porque Marcelo se quedó con el GPS, y aunque sean diez cuadras de mi casa, me pierdo....Grito, levantando la mano para responder primero : "Seguro quedó en lo de Delfina !!!, fue a la casa el martes. Se había quedado en el comedor..."Y de cómo no la trajo ?", no sé, "No llamaste a la mamá ?" Me mareo, pienso que soy una mala madre, que si no fuera por Amelia no sé nada de Carolina. Reculo y suplico. Tenés razón me olvidé, ahora llamo a la mama.....

Para colmo, "LLAMO A LA MAMA", y la mina me reclama la tarea de Delfi y me niega todo. Dice que el día anterior Delfi vino a jugar, y yo le dije que habían hecho la tarea en casa  ( porqué esa necesidad de contarle todo a la gente?). Delfi sostiene lo mismo. La diferencia, es que ella dice haberla olvidado sobre la mesa del comedor y no está. Cuestión distrajo mi atención que ahora se esfuerza por recordar -cuándo vino Delfi ? Hace dos días ?

La mamá de Delfi insiste, Amelia insiste, yo logro escapar, subo corriendo las escaleras y entro como tromba en mi baño, necesito algo para el dolor de cabeza........

Me siento un poco mejor, entonces me animo a volver. No puedo ponerme así, yo soy la madre y la dueña de casa. Apenas pongo el pie en el piso, escucho la voz de Amelia que dice "al final no compraste el veneno para los caracoles no ? y señala el Jazmín al que le quedan como mucho dos hojas.....Si también eso, estoy matando al jazmin. Y de lejos, ya agarrotada por los golpes, la escucho decir "Ustedes, los fines de semana no riegan las plantas ? Me sale con miedo, porque no estoy muy segura: A veces si, y a veces no.....Ella señala una maceta y me contesta : "Viste que sobrevivió la margarita amarilla que te trasplante?", "Eso sí el ficus y la rosa necesitan maceta nueva ....por qué compraron de loza, ahora van a tener que romperlas para transplantarlas y ponerlas en otras macetas, comprá las de plástico" (Amelia si seguis hablando la que se va romper toda soy yo, que me quedé estatua de los nervios como Medusa, pero en mi caso le estoy suplicando a Perseo que me corte de una vez la bendita cabeza).

Lejos de Atenea, vuelvo a hociquear cuando me dice que otra vez no le compre el cif vidrios, antigrasa, baño, cocina (para mi son todos iguales, como los trapos que usa para limpiar, que los tiene conocidos como si fueran cuatrillizos, sabe cual toqué o usé el fin de semana.....le voy a poner ojo de tigre, a Amelia que en este momento se me hace Sylvester Stallone en aquella película), lo mismo que el producto ese que limpia los muebles. Pero, creo que ya me nota pálida y encara diciendo : "Por qué no me compras acelga así hago croquetas para las nenas que les gustan y de paso me traes los productos de limpieza. Ah, pasa después por la verduleria, no tengo huevos y el cobayo quiere más rúcula...". 

Si, efectivamente la que no tiene más huevos soy yo que decidí irme a comprar cigarrillos para no volver....Ni siquiera fumo, aunque nunca es tarde para empezar, pero prefiero meter la pata y  si lo hago que sea a lo grande, con drogas fuertes, porque el cigarrillo a propósito, va a tardar en matarme.

Vuelvo con todo a casa, como un corderito que busca a su mamá.....Entonces me mira fijamente a los ojos y yo logro esquivar la mirada, bajo la vista al piso, entrego las bolsas y escucho " no tiraron las bolsas de basura del patio, no querés aprovechar y las sacás ahora ?. Ojo, todo tiene explicación, Amelia, quedó sensible después de Mque la maniataron en casa, dos ladrones que me dejaron más seca que mi propio jardín, entonces con tal de no perderla firmé un formulario que ella me trajo y en una norma con letra muy chiquitita, que se me pasó, decía que ella no iba a salir más de la casa, ni a baldear, ni por mandados, ni a buscar niñas como recurso extremo. Esto señores se llama "abuso de poder". 

Salgo con el cuerpo duro, a punto de estallarme la cabeza, a sacar la bendita basura, entro y me la encuentro en el teléfono, me dice : es para vos, la mama de Facu, compañerito de Carolina.

Ya sé de que se trata....del otro lado escucho: Hola Ana, soy Julieta la mama de Facu, mirá te llamo porque estoy muy preocupada lo voy a sacar del colegio el año que viene. Ya sé que te había contado pero Facu está cada vez peor, ya ni siquiera escribe del miedo que tiene, no podemos hacer algo ? digo algo legal ? Me siento en la escalera, escondida  de medusa (suerte que le hice poner un cable largo al teléfono)...... El teléfono está en la cocina. Empiezo hablando bajito.

En un susurro, le digo que algo legal no da porque tenemos que probar un perjuicio serio, que se podría hacer preconsituyendo prueba con un psicólogo para evaluar posibles daños de ese tenor atribuidos a la conducta y la actitud de la maestra sobre Facu.  Es caro y dificil. Además ante todo hay que agotar la via administrativa.....Siento los oídos de medusa sobre mi......no me va a ganar, por qué hablo bajito...quiere escuchar, bueno que escuche. 

De un momento a otro me escucho gritar, si Juli, es cierto, Adriana vive maltratando a Facu, me contó la enana, porque dice que no le reconoce nada, le grita aunque él, ponga todo su empeño. Un horror, tiene solo siete años.....Eso me cuenta Caro y del otro lado se hace un silencio y de pronto el "huracán" : de verdad me decís.....yo a esta mujer la mato, mirá te dejo justo estoy en la puerta del colegio y estan saliendo los nenes........too, too, too Hola Juli, hola estás ahi ? no me cortes Juli, estoy como la nena de la profecía, poseída por un demonio al final del día, holaaaaaaaaa ! la que me maltrata es Amelia a mi...... Claro ya entendí como nos pasa de todo a los humanos y encima Amelia tiene más letra !!!!, tengo que salir de la escalera y volver hociqueando y moviendo la cola, a la cocina.....no sé que me pasó, perdí los estribos, no me acuerdo de nada. Que me decías Amelia ?


Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo