Cuentos de hadas Siglo XIX.....parte II

26 mar. 2014




La serpiente que fue testigo de una doncella (extraído de "El irresistible cuento de hadas" de Jack Zipes). Recopilación de Laura  Gozenbach


Había una vez una pobre mujer, tan pobre que tenía que vivir en una región remota y desolada. Tenía una sola hija, más bella que el sol.La madre juntaba hierbas y las llevaba a la ciudad para venderlas. La hija se quedaba en la casa, cocinaba y lavaba.

Un día, cuando la madre había salido una vez más hacia la ciudad con las hierbas, y la hija estaba sola en la casa, el hijo del rey acertó a ingresar a esta región desolada. Había estado cazando y se había separado de su séquito. Cuando vio la pequeña vivienda, se bajo del caballo, golpeó la puerta y pidió un vaso de agua porque estaba sediento. La muchacha no le abrió la puerta, abrió una ventana y le alcanzó el vaso de agua a través de esta. Cuando el príncipe vio su deslumbrante belleza, lo invadió un oscuro deseo y exigió impetuosamente que le abriera la puerta. Ella se negó, pero el príncipe tiró la puerta abajo. Entró a la casa y fácilmente dominó a la doncella que gritaba y suplicaba. Entonces al mirar en derredor en busca de ayuda, vio una serpiente "ya que nadie oye mi pedido de ayuda" dijo "Te invoco a ti, serpiente para que seas mi testigo; príncipe nunca te casarás con mujer alguna si no es conmigo". Luego de decir esto se entregó al principe. El príncipe abandonó la casa y ella nunca le contó a su madre lo sucedido.

Poco después comenzó a circular el rumor de que el príncipe se casaría con una bella princesa. Un día la madre salió hacia la ciudad a vender sus hierbas y a su regreso la muchacha le preguntó Qué hay de nuevo en la ciudad". "He escuchado una historia extraña que nadie la cree, el príncipe tiene una serpiente enroscada alrededor del cuello y nadie puede espantarla".......

Al escuchar esto , ......al día siguiente la hija salió muy temprano en dirección al castillo sin decir nada a su madre. En cuanto los guardias la vieron, y le preguntaron qué quería les dijo : "Llevadme ante el rey. Sé como liberar al príncipe de la serpiente que se ha enroscado alrededor de su cuello".

Los guardias se rieron y dijeron" Muchos doctores y hombres sabios han tratado de hacerlo, pero ninguno lo ha logrado y ahora tú quieres probar ?". Ella insistió "Llevadme  ante el Rey".............La bella doncella fue llevada ante el rey, y éste la condujo a la habitación de su hijo y la dejó sola con él. Ella se le acercó y le dijo "Mírame, me reconoces?". "No" respondió el príncipe, y la serpiente se ajustó más alrededor de su cuello....

"Qué?" dijo ella "Has olvidado como entraste a mi casa por la fuerza y me obligaste a hacer tu voluntad ? No recuerdas que invoqué a la serpiente para que fuera mi testigo de que nunca podrías casarte con otra?
El príncipe hubiera querido responder otra vez con un "No", pero la serpiente le apretó el cuello de tal manera que dijo "Si", entonces la serpiente redujo un poco la presión.......Y ahora quieres casarte con una princesa y abandonarme preguntó la doncella.

"Si", respondió él, y apenas pronunció esa palabra la serpiente se ajustó más alrededor de su cuello hasta que por último prometió que no se casaría con la princesa. "Ahora júrame que te casarás conmigo" dijo la doncella. El príncipe juró que lo haría y al decirlo la serpiente le soltó el cuello y desapareció.

El príncipe corrió hasta donde estaba su padre y dijo : "Querido padre, envía a mi prometida de regreso con su padre. Esta doncella me ha librado de la malvada serpiente y con ella he de casarme".

El príncipe se casó con la bella muchacha y también trajo a la madre a vivir en el castillo.......Vivieron felices y contentos por doquier...

Ahora sobre la narradora, sabemos esto : que recogió "Cuentos de hadas Sicilianos" en 1870, y que es el único volumen de cuentos del siglo XIX, recopilado por una mujer, además de clase Alta, obtenidos directamente de boca de mujeres de clase media, baja y campesinas.


Dice Zipes "... que los cuentos tienen características algo especiales, porque exaltan un conjunto de ideas morales,  (que muchas veces en el caso de la narradora son opuestas a la postura de su propia clase social), en cuanto a la conducta de las mujeres, además de exponer prácticas injustas que predominaban en su época. Casi todos instan a las mujeres a desafiar la opresión que experimentaban en su vida diaria y a tomar el poder en sus propias manos. Sino hubiese sido por  Gonzenbach u otras parecidas a ellas, estas voces nunca se habrían escuchado"....

Hay algo más curioso, que no sólo tiene que ver con lo que se pierde en la traducción llana de un idioma a otro, - del italiano al alemán, como ocurre en el caso de la narradora- sino que una mujer como Laura, respecto al estrato social que ocupa, a su vez adapta el tono y el contenido de la narración, al lenguaje que conoce, para lectores de ese nivel. A ello se suma, que el hecho de tratarse de una persona de un nivel social más educado la aleja, en principio, de la idea de lo que significaba llevar la vida de un campesino o un simple trabajador. Sin embargo, es claro que aquellas mujeres han confiado en esta otra y se han enriquecido mutuamente.....En fin, a pesar de que casi he destrozado la narración interpretada por Laura - cual fémina ferozmente despechada- debo reconocer que en proporción, el mérito de recopilar las historias para poner en evidencia todos los conflictos sociales, especialmente los relativos a la mujer demuestra, la relevancia de los cuentos de hadas o folclóricos, para  rescatar problemas de mujeres en voces de mujeres.


Por fin, hasta esta parte del bosque he llegado. Me siento como adolescente, que acaba de terminar medio al boleo, un trabajo práctico para el Colegio (sin comprender del todo lo que escribió). Finalmente, debo decir que prefiero contarles mil veces mis propios conflictos diarios, que como dije al empezar, no son más que cuentos de hadas carentes de magia real (pero con ingenio y practicidad para resolver pequeñas contingencias cotidianas), imposibilitada de tener una serpiente que ajuste el cuello de Marcelo por cada partido de fútbol, cada salidera a correr o andar en bici, cena con amigos y multitud de compromisos que le acaparan la semana además del trabajo.... 

Y sin embargo, señores esto no es un reproche, es un guiño, recién empiezo a poner las luces de posición.....Y estuve pensando qué posibilidades tengo con Cathy la iguana que ya está lo bastante larga como para transformarse en una atrapacuellos.......Buenas Noches...
Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo