El día que le hicimos un electro a Margarita......

25 abr. 2015



Es sábado....Agus todavía duerme. A mi me despertaron las nenas, cuando entraron a buscar un cargador para el ipad a las nueve de la mañana. Si nenas, y más nenas.....amigas de Caro que se quedaron a dormir. Abajo, Margarita ya había empezado a ladrar......Y claro, clarito a los 40 y pico ya no se puede dormir como un adolescente hasta las dos de la tarde !!!. De todos modos, ahora que lo pienso creo que eso era lo mejor de ser adolescente....dormir !!!! y tener 13 años para siempre, o 14....más no.
Yo estoy sentada en la cama, pensando por qué estoy toda magullada y perdí el control sobre Margarita....Sépanlo, Margarita muerde, tarasconea bah ! y yo parezco una mujer golpeada. Hoy las nenas se van con el padre, es el fin de semana que le toca, y esta vez aunque suene raro, necesito parar......y que me den aire hasta mañana me parece perfecto. Estoy doblemente cansada, porque esto de ser separada, primero duele y después demanda....pero he descubierto que rindo más, y siento alivio y una libertad que me lo permite todo !!!! Me falta descubrir de que se trataría todo lo que a partir de ahora puedo hacer......En eso estoy. Mientras tanto cunden las obligaciones. Una de ellas fue lograr que una cardióloga viniera a domicilio a hacerle un electro a Margarita. Si, ya lo se me metí en un bardo. Me dieron un número en la veterinaria, e inmediatamente lance una botella al agua pidiendo ayuda por el océano del whatsapp.... Pasaron un par de días sin respuesta ...hasta que me llega : " Hola en que zona está, esta semana estoy complicada con el tiempo "....le digo...pasa un día más y me llega otro "Hola me cancelaron un turno hoy a la tarde. Si le queda bien me podría acercar a su domicilio a eso de las 16.30 hs. o 17 hs,". Respuesta mía : "Si puede ser a las 17 hs. mejor porque tengo que retirar a las nenas del colegio". "Ok".

17.30 hs. apareció la doctora arrastrando el aparato para revisar a Margarita. Era una mujer muy bajita, pero jovial. Nos pidió a Agus y a mi que subiéramos a Margarita a la mesa de la cocina, y si por favor le conseguía alcohol, ahí descubrí que no hay alcohol en mi casa, estoy llena de otras drogas, pero alcohol nada....."Algún perfume berreta me sirve igual". Traigo el que menos me gusta, pero no es berreta. De golpe estoy en una posición digna de estatua, con margarita que se resiste a cerrar el hocico (tambien nos pide eso, boca cerrada porque sino no escucha los latidos del corazón con arritmia). Resolvemos cerrarle el hocico con el lazo que uso para pasearla, así que ahora me tenemos a mi haciendo una fuerza terrible para que no salte de la mesa; a la doctora entre agus y yo, intentando colocar los cablecitos previo perfume no tan berreta sobre la piel de Margarita; y a Agus, sosteniendo el lazo para que no abra la boca. A agus le agarra un ataque de risa, no puede parar, le afloja el lazo, yo me empiezo a reir también, y en un segundo Margarita salta de la mesa y se saca todos los cables de encima. Empieza a correr como loca desquiciada por toda la casa, con Agus tenemos mil estrategias para cazarla, la doctora nos mira perpleja....entonces me empiezo a marear yo y pienso si la cardióloga no me podrá atender a mi, porque siento que me esta por reventar el corazón. La agarramos, decidimos arrastrarla hasta lo que queda de uno de los sillones del living, ahí ocupamos los mismos lugares y esta vez, la perra no zafa y nosotras tampoco. La maquina no se equivoca, Margarita tiene arritmias sin parar. Entonces la cardióloga nos mira preocupada, y nos dice que es muy cachorra para tener este problema (que viene a ser uno nuevo para mi). "Te hago una orden para hacerle un ecodopler, necesito ver el corazón" (Yo pienso que conviene vernos el corazon a las dos, yo también ando necesitando un ecodopler..... )..." Si querés que se lo haga yo, y la siga revisando, tendrías que avisarme por mensajito si podes un miércoles a la mañana o un viernes al mediodía en la Facultad de Veterinaria que está en Av. San Martin y Nogoyá. 

La frase me sale sola, como la que dice "no doy mas....", : "no voy a poder". Capaz un viernes al mediodía, pero es un chino venir desde el centro, agarrar a la perra, llevarla a la facu.....además no me acuerdo como estamos organizadas los viernes, se me escapan por un intervalo las facultades mentales como si hiciera un esfuerzo sobrehumano......Al fin Margarita se calma, y la Dra. redacta el diagnóstico de "arritmia prematura", guarda la evidencia y la anamnesis perruna en un sobre todo prolijito. Me cobra 400 pesos y me dice que de todos modos ella no va a poder, ni este viernes ni el próximo que es feriado. "Ojo, hasta que la vea alguien sino soy yo, te voy a dar para que le des un remedio, un cuartito a la mañana y un cuartito a la noche ". Yo : "Con la cara más tonta e ignorante que uno pueda expresar, "donde le compro el remedio ?". Me mira asombrada. Respuesta en cualquier farmacia.....es un remedio que también toman las personas para la presión. Ah, contesto ese me interesa, no me servirá a mi también ????. Se ríe, la mira a Margarita, le dice "vení tontita, volvamos a ser amigas que por ahora no te voy a hacer nada mas".....y de reojo, medio solapado, me dice "a Margarita le está faltando que la pongan un poco en vereda....rigor, acá hay falta de reglas de comportamiento"....Se va sonriendo, después del palazo que me mandó. Mientras cierro la puerta pienso que acá anda faltando de todo.....estamos tratando de andar por ahí sin pensar mucho, y menos que menos en reglas de comportamiento, para perros.......
Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo