Chico Centella........años 50 y sigue pagando....

28 ago. 2012



Aventuras y desventuras del Chico Centella, de Bill Bryson....genial. Se los leí un poco a todos, enanas incluidas y al final entre eso, esto y aquello me jugó un poco en contra...A mi me alivió, porque como a muchos y algunas como yo, todos entre los 6 y los 11 años, nos pensamos un poco especiales, con familias fuera de lo que nosotros concebíamos el standard, y como dice chico centella ante la increíble tontería de los adultos "más o menos por entonces empecé  a sospechar que yo no había nacido en este planeta, y que aquellas personas no eran (no podían ser) mis padres biológicos". No lo voy a transcribir todo pero es de lo más entrañable que leí. Las miles de travesuras que el autor recuerda haber hecho, a los seis años fuera de la casa en bici, mil bolazos, mil aventuras de un mini superheroe con anécdotas antes de cada capítulo como esta "EAST HAMPTON (CONNECTICUT) (AP)-La batida organizada en el lago Pocotopaug en busca de una persona presuntamente ahogada fue suspendida el martes al comprobarse que uno de los voluntarios que participaban en la batida, Robert Hausman, de veintitrés años de edad, natural de East Hampton, era la persona a la que se estaba buscando.Des Moines Register, 20 de septiembre de 1957". Yo también reconozco haber hecho y disfrutado todo lo que en esa edad se ve con ojos que perciben un horizonte lejanísimo y lleno de posibilidades, digamos no a los seis pero si a los nueve, y el error fue contárselo a las nenas....porque ahora que no estoy en el trabajo sino en casa todo lo que les pasa se ve con otros ojos, incluso lo que me pasa a mi, se ve "imparable, enorme, amargo, mucho, rush....y totalmente americanizado". Por ejemplo, fuí muy callejera a la edad de agus...cumplidora, responsable, pero muy callejera, podía salir a comprar cualquier cosa, recuerdo que en una especie de delicado ritual me dieron las llaves de casa, aunque sin muchas recomendaciones. Tenía un par de mejores amigas con las que me pasaba el día...arreglando ciclomotores o algo más copetudo, una honda dax...entrando a casas abandonadas por cualquier parte....conociendo cada rincón y personaje del barrio.La felicidad absoluta, cuando nuestros papas salían y nos dejaban con la empleada o con alguna niñera, mil peliculas de terror, milanesas con papas fritas. La otra panacea Mar del Plata, inolvidable dúplex amigas inseparables de dos hermanos, Annabella y Ezequiel, con los que compartimos casi todo hasta pared ! Apenas despertábamos, ellos o nosotras nos golpéabamos la pared y volábamos escaleras abajo. Nos tragábamos el desayuno y salíamos listos para jugar si llovía o no antes de irnos todos a la playa.Despues venían los Enriquez con el resto, hermanos y primos, y por la cortada las coloradas y amigas de turno, mendocinas o tucumanas. Por las noches, nos quedábamos hasta cualquier hora, dígase 4 de la mañana, con trece o catorce años yo la más grande, y babysitter del resto, contabámos con una calle con bajada pronunciada digna de montaña rusa y nos lanzábamos en bicicleta hasta donde diera....voley sin parar. El famoso camino de ladrón sin destino que les paso a explicar, era cruzar una manzana atravesando casas con perros terribles, edificios con porteros que nos tiraban cosas hasta salir indemnes por el otro lado a la playa. Me acuerdo que para pasar, de una casa enorme y cruzar todo su jardin escapando de los perros, saltábamos una pared lindera de un edificio tambien con parque y por órdenes de quien había ideado el juego teníamos que hacerlo rodando y esquivando al portero que nos corría....nunca nos agarraron, ni los perros aunque no lo crean de mi, lo que he hecho por demostrar valor ante los hombres ya desde chica !!! Hoy mi hija mayor me mato de la tristeza, está absolutamente cansada, se tira al piso y llora, dice que despues de una pijamada "Spa de nenas", que son las cosas que hay ahora, le prohibieron en el colegio llevar las uñas pintadas, todas de rosa y con notas musicales en el pulgar....Me dijo "mama uds. hacían lo que querían, nosotros no podemos hacer nada, yo me levanto a las siete y vuelvo a casa a las cinco de la tarde  y estoy cansada, nada más, y no puedo jugar como vos me contabas solo me exigen, nadie se fija en eso ....estamos encerradas !!!!!". Y se dedican de lleno al famoso bullying. Las mandámos a un colegio selecto al que nosotros mismos hubiéramos querido ir, saben hablar ingles con toda naturalidad, pero de infancia ni hablar, les pedimos a ellos algo que no se si nosotros hubiesemos podido hacer, y no salen a la calle ni para ver si llueve !!!. Y a mi ya me están pasando la factura....Hoy venía manejando y escuchaba a los chicos de la metro como siempre decir que tenemos que hacer participar más a los chicos en política, como cuando también hablaban de la dormida esa, que es no saber hablar más de un idioma, darnos cuenta ahora de lo que el mandarín nos hubiese beneficiado. Pero de verdad, esta generación ochentosa se quedó ahi pendeja...y les pedimos a nuestros hijos que hagan cosas que no se si hubiesemos podido hacer, mientras se pierden la infancia porque nos acordamos nosotros lo importante que es ser adultos ahora!!!!. Podemos hacer algo para cambiar ? seguro, pero aflojemos un poco con los chicos.....Las nenas apenas saben andar en bicicleta, algunas no y tienen 11 años !!!. Los adultos somos nosotros pero les cuento un secreto....No se nota !!! Ah y por favor a las maestras, déjense de decirme mami....saben lo que es escuchar a inexpertas personitas de 20 años hablarme con la soberbia de la edad y decirme "mami esto o aquello?" bueno ahórrenselo, y no se asusten que no vamos a ir a las reuniones con palo y cuchillo porque por lo menos yo tengo una soberana paciencia para escuchar....y agradezcan que logré ir a la facultad....asi que por naturaleza si hay algo que sé es precisamente eso: ESCUCHAR.


Cuentos de Hadas suburbanas . Todos los derechos reservados. © /Desarrollo: Maira Gall / Ilustraciones: Lau Rolfo